martes, 16 de junio de 2009

La fiesta del cine


Ojalá funcione. Yo me apunto. Pero, leñe, qué complicados son haciendo promociones. Sí, ya sé que en Francia tiene éxito desde hace muchos años. Aquí creo que se necesita cierta vocación de participar. Y es que la idea no es para echar cohetes. Domingo, lunes y martes, caray, ya podía ser viernes, sábado y domingo. Una entrada a precio normal y el resto de las pelis a 2 euros. Hombre, claro que el sector no está para demasiadas alegrías, pero es que la economía de los espectadores tampoco, ¿tan disparatado era tirar la casa por la ventana y poner todas las películas a ese precio sin "pasaporte" ni bobadas?, ¿y un "pasaporte" (qué horror fronterizo-administrativo) que costase 6 euros y durante dos o tres días todas las películas que el cuerpo aguante, en plan marathón?, ¿y un vente con tu pareja o tu hijo o un colega y sólo pagas una entrada?

Somos algo raros, hay mil maneras más o menos creativas para animar a los clientes, aunque si productores, distribuidores y exhibidores se tienen que poner de acuerdo (y se tienen que poner) la cosa no pinta bien. Al fin y al cabo se han tratado casi siempre como si fueran el enemigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi Twitter

    follow me on Twitter