Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2010

Un poco de proporción, por favor

Unos días de paréntesis porque bloguear es casi incompatible con "pontificar" en persona, quiero decir que me aburro de mí mismo. Tanto discutir sobre controladores, Wikileaks, dopaje,  cierre de medios de comunicación, etc, a uno le quedan pocas ganas de llegar a casa y darle a la matraca una vez más. Sobre todo cuando las estadísticas dicen que el morbo de saber si Antonia San Juan es  hombre o mujer proporciona ya el 30 por ciento de las visitas. Qué ánimos. Pero bueno, si escribo es por matar el gusanillo periodístico y aunque llevo un trimestre matándolo haciendo informativos con estudiantes (toda una experiencia) me pongo de nuevo a ello con una idea que me viene rondando en la cabeza desde hace días:

La desproporción.

Todo empezó con una anécdota doméstica. Si usted es padre o ha sido padre de adolescentes sabrá perfectamente de lo que hablo. Un adolescente es la representación viva de la desproporción. Reacciona desproporcionadamente, sufre, ríe, duerme, come, crece …

Apuntes sobre controladores, gobierno y país

Los controladores son una casta que cobra demasiado. Quizás también trabajen demasiado. ¿Quién es el responsable?

Nadie tiene derecho a hacer una huelga salvaje.

Nadie debería estar obligado a trabajar más horas que las que ha firmado en su contrato.

El primer presidente del Gobierno que declara el estado de alerta en esta democracia no lo anuncia en persona, utiliza un portavoz.

Ya no es nuevo comprobar la importancia de las redes sociales en situaciones de crisis.

La pérdida de nervios hace decir tonterías a la gente, a veces produce linchamientos, a veces permite que los que gobiernan aprovechen la coyuntura para acabar con derechos y libertades.

Los controladores en huelga salvaje no son unos terroristas ni unos secuestradores, por no ser ni siquiera son esos piquetes que cortan las carreteras, se limitaron a no ir a sus puestos de trabajo, igual que los del Metro de Madrid, y provocaron el mismo caos que provoca cualquier otro cierre del espacio aéreo. Su actitud es gravísima des…

La "subcircunscripción" femenina

Supongo que todavía me siento un periodista infiltrado en la Universidad pública española y que algún día caeré en la tentación de hacer ese reportaje, documental o lo que sea sobre muchas de las cosas que me hacen abrir la boca como un pasmón. Mientras tanto voy usando este blog como terapia. Hoy me ha dado un nuevo ataque de piojos:

Elecciones a claustro en la Universidade da Coruña.

En mi circunscripción se presentan 6 hombres y 2 mujeres, hay que votar a cuatro, pero tienen que ser como máximo 2 hombres y 2 mujeres.

Han creado la subcircunscripción femenina.

No sé si esto es legal, constitucional, moral, discriminatorio positivo o negativo, políticamente correcto, de género idiota... ya no sé nada.

Sólo siento vergüenza.

Mi prima de riesgo y el diferencial alemán

Yo también tengo una prima de riesgo que vive en España y otra que vive en Alemania. Sus vidas tienen un diferencial de unos cuantos puntos básicos: sus sueldos, el precio de sus viviendas, su capacidad tecnológica y de comercialización internacional, sus impuestos y lo que reciben a cambio. Puede sonarles a cuento, parábola o fábula, pero no, es pura realidad, no una entelequia financiera.

Mi prima española tiene que trabajar muchas horas más que la alemana para ganar la mitad o, para ser más exactos, una tercera parte. Si habla en términos de competitividad, calidad o cualquier otro gran concepto terminado en -ad le creen menos que a la alemana. Será porque en su vocabulario son más frecuentes palabras tipo mortadela, hipoteca o paro en vez poner en valor, CRM o hedge funds. Ha tardado casi diez años más en tener hijos y quince en salir de casa de sus padres. El riesgo de mi prima española es que el año que viene le bajen más el sueldo, aunque no es funcionaria, o directamente que n…

También yo me manifiesto por una Red Neutral

Aunque no soy muy dado a los manifiestos, a este me sumo:

Los ciudadanos y las empresas usuarias de Internet adheridas a este texto manifestamos:
1. Que Internet es una Red Neutral por diseño, desde su creación hasta su actual implementación, en la que la información fluye de manera libre, sin discriminación alguna en función de origen, destino, protocolo o contenido.
2. Que las empresas, emprendedores y usuarios de Internet han podido crear servicios y productos en esa Red Neutral sin necesidad de autorizaciones ni acuerdos previos, dando lugar a una barrera de entrada prácticamente inexistente que ha permitido la explosión creativa, de innovación y de servicios que define el estado de la red actual.
3. Que todos los usuarios, emprendedores y empresas de Internet han podido definir y ofrecer sus servicios en condiciones de igualdad llevando el concepto de la libre competencia hasta extremos nunca antes conocidos.
4. Que Internet es el vehículo de libre expresión, libre información y desar…

Wikileaks y la caricatura del mundo

No tengo muy claro si las revelaciones de Wikileaks son decepcionantes, si lo es la reacción de los medios de comunicación que no han sido beneficiados por la filtración, si lo decepcionante es que buena parte de los cables de la diplomacia estadounidense se basen en simples opiniones personales, impresiones obvias o generalidades y anécdotas o si, por el contrario, la simplificación viene de la mano de que se suelte de pronto tal cantidad de información que sea imposible de asimilar y sólo contribuya a reafirmar opiniones previas del estilo de Superagente 86 o Mortadelo y Filemón.

Puede ser el fin de la diplomacia conocida, el del viejo periodismo, el 11-S de no sé cuántas cosas y el principio de otras tantas tipo nuevos sistemas de información más seguros (otra vez) o la definitiva psicosis de que todos, incluidos los poderosos, estamos vigilados, sin privacidad ni intimidad (que no se te caliente la boca porque alguien te grabará o te hará un memorándum donde cuente lo imbécil que …

The Daily, la guerra y el periodismo profesional

Precisamente en momentos como éste, en el que más que una crisis económica parece que estemos viviendo una guerra financiera mundial, tiene más valor que nunca el periodismo de calidad, profesional e independiente (en la medida de lo posible). Por eso cualquier intento de sacar a la calle un nuevo medio que pretenda vivir de su audiencia y de sus anunciantes es más esperanzador que cualquier teoría sobre el periodismo ciudadano o sobre la información gratuita corriendo de mano en mano sin que nadie sea capaz de vivir de la labor de informar.

Hace una semana (en la entrada anterior a ésta sin ir más lejos) hablaba, no por primera vez, de la oportunidad que representa el iPad y soportes semejantes para un diario de micropago, bastante más parecido a un periódico convencional de lo que las posibilidades tecnológicas permiten, que centre sus esfuerzos en la mejora de los contenidos desde una perspectiva periodística, o sea, más y mejor información, no más colorines moviéndose por la panta…

Cíceros, periódicos e iPad

Hace sólo unos meses seguía pensando que iba a tardar mucho tiempo en leer literatura en una pantalla, que me resistiría a abandonar el papel. Esta semana he leído dos libros, dos extensos libros en un iPad. El papel está perdiendo todas las batallas. En estos días no he parado de bajarme aplicaciones de periódicos y revistas: El País, El Mundo, La Vanguardia, La Razón, Clarín, La República, Muy Interesante, Stern, New Yorker, Newsweek, The Times....Me gustan, tanto más los que más se parecen a sus versiones impresas pero incorporan cierto nivel de interactividad, tampoco mucha, que no olviden su origen, que no se conviertan en una televisión ni en un repositorio de contenidos. No son la web, sino la experiencia de usuario más parecida a la de un lector de papel pero en mundo digital interactivo. Con diseño gráfico que recuerda más a los cíceros que los píxeles, qué quieren, soy un antiguo, de los enamorados de los tipómetros, los corondeles, la caja alta y las versalitas.

Creo de ver…

Neutralidad y puertas (entreabiertas) al campo

El concepto de neutralidad de la red, es decir, que todo los datos se traten igual por los proveedores, debería ser tan sagrado como el de la neutralidad del aire. Ni siquiera debería admitir discusión, ni mucho menos necesitar protección. Después la realidad se encarga de demostrarnos que esa neutralidad ya es muy relativa, que solo se encuentra en Internet lo que los buscadores quieren que encontremos y lo que nuestros navegadores y sistemas operativos nos permiten ver. Los proveedores no iban a ser los santos de la película por el simple hecho de estar forrándose. Tampoco son neutrales, claro, aunque tratan de mantener las formas. Los usuarios, no obstante, estamos moderadamente satisfechos, sobre todo porque nos damos cuenta de lo fácil que sería volver a los tiempos de infovía (en el caso de España) o incluso de la emulación de terminal por el tentador camino de capar determinados accesos o convertir en monopolios de acceso aplicaciones concretas, redes sociales concretas o disp…

Verdades

Yo también soy de los admiradores de Berlanga, de su cine y de su vitalismo. Se fue a morir tras protagonizar una campaña solidaria y una entrevista a un suplemento semanal. Además de ser un artista, era un técnico, un cachondo y un tipo con sentido común, al menos en su personalidad pública, que la privada no la conozco. Me gustó el titular de la entrevista: "El dolor me jode, pero morirme me jode aún más". A veces se necesita que alguien diga la verdad: morirse jode. Casi siempre a quien se muere y muchas veces a quien se queda. Vivimos ocultando en los medios de comunicación a los viejos, a los feos, a los gordos, a los enfermos... como si no formaran parte de la vida cotidiana. Y Berlanga se despidió acabado, enorme, jodido, real y haciendo. Como los grandes.

Pero no quería tanto hablar de Berlanga como de verdades, verdades obvias e incluso veraces, datos que simplemente basta comprobar. Y no hace falta ponerse trascendente. Basta tomar algunos ejemplos de las noticias …

Periodismo y Universidad de "calidad"

Llevo unos días de discusiones, de esas en las que se arregla el mundo y en las que de manera insistente surgen tres palabras: Periodismo, Universidad y Calidad, así, con mayúsculas.

Antiguos compañeros de trabajo dicen envidiarme por haber dejado el Periodismo a tiempo. Antes de que empezara la crisis. ¿No te has enterado?, van a echar a 150 aquí, allá se han bajado el sueldo un cinco por ciento, aquel gratuito cerró, la emisora al final no se puso en marcha... Y además del lloro surge la reflexión sobre la calidad perdida de las Redacciones, los salarios paupérrimos, el abuso de las prácticas, la escasez de libranzas, la excesiva juventud, la entrega al poder, llenar por llenar, vender por vender o dejarse comprar por dejarse comprar. Y lo cierto es que mi experiencia personal lo corrobora: la mayoría de los dueños de medios de comunicación que conozco no han querido o no han sabido invertir en la creación de Redacciones de calidad, donde la media de edad debería rondar los 45 años,…

Creadores vocacionales y baratos

Quizá sea una cuestión vocacional, pero el que disfruta cantando, canta, gane o no gane dinero. Si le gusta escribir, dibujar, bailar, pues lo hace. Es uno de los problemas, o ventajas, de las llamadas industrias culturales: siempre hay alguien dispuesto a crear. La industria, para obtener beneficios, puede invertir en los creadores o esperar simplemente a que creen por generación espontánea, apropiarse de sus creaciones y hacer negocio o simplemente disfrutarlas en el caso de ser sólo un consumidor final. Pagar a los creadores es cosa de sociedades avanzadas y acomodadas, una vez que ya han pagado necesidades primarias. Piratearlas, también, incluso hasta el extremo de las empresas que viven del diseño ajeno y que les compensa pagar indemnizaciones cuando son condenadas por plagio.

Esto ocurre con la "cultura".

Pero también la "ciencia".

En España se investiga mal, poco, de forma ineficiente y, sobre todo, vocacionalmente. Y si llega la crisis, los presupuestos se…

Desde un iPad, fidelizado

Estoy tratando de escribir mi primera entrada en el blog con un iPad. Naturalmente no es el aparato más adecuado para ello. No es cómodo ni rápido, pero te saca de un apuro. Eso sí, me dice que no me admite el modo de redacción con la actual versión del navegador. Me parece extraño, teniendo en cuenta que lo acabo de desembalar y debería incluir una versión moderna del Safari. Aunque no soy capaz de resolverlo, el problema no parece grave. Sigo trabajando con relativa normalidad. Y me veo a mí mismo un poco ridículo. Macadicto, un poco snob, casi con demasiados gadgets tecnológicos (sin casi sería más exacto). He perdido la cuenta del número de aparatos fabricados por Apple que han pasado por mis manos desde mi primer Mac Plus, todavía en casa, con un disco duro externo de 20 megas y su impresora ImageWriter. Mejor ni lo confieso. No sé cuánto de esto ha estado provocado por la calidad del producto, por sus estrategias de marketing, por su diseño industrial, por inercia, por capricho.…

Hispania, Letizia y Twitter

En los tiempos de Mad Men y otra media de docena de series televisivas de extraordinaria calidad, en España dos canales privados enfrentan y contraprogramanHispania y Letizia. Durante su emisión, ambas denominaciones se convirtieron en Trend Topic mundial de Twitter, es decir, dos de las palabras más escritas en la red de microblogging, donde, por cierto, no resulta fácil imponerse a las comunidades anglófonas o lusófonas, líderes habituales. Las estrategias digitales se consolidan en los medios audiovisuales locales (hoy por hoy el mercado español es un mercado local) y proyectan su presencia mucho más allá de sus ámbitos de actuación. En un primer vistazo, ninguna de las dos series llega al nivel de la suela del zapato de las grandes entregas de HBO o Showtime, por citar algunos ejemplos, pero eso es lo de menos, de hecho sería milagroso poder acercarse tanto por medios como por adecuación a las audiencias. Sin embargo han mostrado una capacidad de convocatoria inusitada, no sólo po…

La internet audiovisual pendiente

Cada vez que Apple presenta una nueva versión de su software para editar en casa contenidos de audio y video digitales me sorprendo. Me ocurre lo mismo cada vez que las marcas de cámaras sacan al mercado una nueva cámara de línea doméstica o "prosumer", con calidades inimaginables o sólo alcanzables hace unos pocos años con precios astronómicos. Si a esto le añadimos la también sorprendente calidad de la reproducción de los vídeos o los podcast en la red, cada vez estamos más cerca de eliminar la barrera entre lo profesional y lo doméstico en términos técnicos, a menos para los ojos y los oídos de la inmensa mayoría de los espectadores. En la actualidad, con iMovie, GarageBand y unas cuantas plantillas se logran resultados que hace diez años requerían la intervención de una productora como mínimo de mediano tamaño.

Sin embargo, estas herramientas que en términos de periodismo audiovisual deberían significar una revolución (no digo nada de la ficción o de cualquier otro campo…

Tengo mucho que ocultar

En una charla sobre protección de datos y redes sociales, una asistente de primero de carrera respondió a una pregunta retórica del conferenciante, Víctor Salgado, con unas palabras que me provocaron un escalofrío: nadie debería tener problema si no tiene nada que ocultar.

Lo sé, son los pocos años, la mirada casi totalmente inocente de la juventud mezclada con la ortodoxia moral o ideológica que sólo se pueden permitir los jóvenes y los fanáticos. Pero el escalofrío es una sensación, no una reacción cerebral. Y lo cierto es que no sé si me recorrió todo el cuerpo porque yo sí que tengo mucho que ocultar, porque ella creía que no, porque la seguridad se antepone a la libertad o por la inconsciencia con la que el principal segmento de usuarios de redes sociales actúa sin más razón que la de "todo el mundo lo hace".

Llevo 27 años de mi vida publicando contenidos de un modo u otro, y he metido mucho la pata a pesar del oficio, de la preparación académica, de la edad. Seguro que…

Por qué Irlanda saldrá de la crisis antes que España

Llámenle pálpito, si quieren, pero para mí que países como Irlanda van a salir de la crisis mejor que España. Días atrás necesitaba hacer unos trabajos en casa y el que me dio el presupuesto más asequible, con muchísima diferencia y aún así no muy barato, me lo explicaba: es que la gente prefiere trabajar cinco días al mes y cobrar 2.000 euros por una chapuza que trabajar 20 días y ganar 4.000, es lógico ¿no?, me decía. O sea que, en la lógica española, preferimos perder clientes y no bajar los precios, porque si ganamos menos también trabajamos menos. Por motivos como este no bajan tanto como debieran los precios de los alquileres, de los pisos, ni la mano de obra, ni las materias primas, ni los servicios... ni el precio del dinero.

En Irlanda, al parecer y por sólo poner un ejemplo, los alquileres han bajado en un año un 40 por ciento. ¿Se imaginan cómo se dinamizaría el mercado si aquí ocurriera lo mismo? Alquileres rebajados de 1.000 euros a 600; de 500 euros a 300. Pues entonces …

El periodista Vargas Llosa

Lo descubrí gracias a mi profesora de literatura de primero de BUP, una de esas mujeres que marcan tu vida desde una tarima. En una misma tanda cayeron Vargas Llosa, García Márquez, Cortázar, Sábato, Borges... Quizá era demasiado para los quince años, pero La tía Julia y el escribidor me dejó huella por la capacidad de escribir en dos registros paralelos tan diferentes y geniales. No fui capaz de acabar de leer La casa verde pero aprendí a no sentirme mal por dejar un libro a medias. Y con Pantaleón y las visitadoras me encaré con mi propio morbo personal. Aunque después vinieron otros títulos, quizá esos tres fueron los que más me ayudaron a construir una admiración temprana a un escritor sin el menor atisbo de deslumbramiento, simplemente me gustaba con mayúsculas, sin volverme un fan. Visto con perspectiva, eso es mucho más difícil con un adolescente que enamorarlo, como sí me había ocurrido con Cien años de soledad.

Le han dado a Mario Vargas Llosa el premio Nobel de Literatura, d…

Cómo evaluar vídeos

Acabo de presidir un jurado, en este caso el de la tercera edición del festival internacional de vídeo universitario U'Frame, que año a año me sorprende por la calidad de los participantes, la calidad de sus trabajos y la demostración palpable de que las escuelas del audiovisual están funcionando cada vez mejor en cada vez más sitios. Hubo debate y criterios encontrados, algo bueno y casi inevitable cuando uno es el único español del grupo, aunque los cinco miembros del jurado éramos profesores y hemos sido profesionales. Ante la disparidad en las valoraciones iniciales, me preguntaba en realidad cuánto de mi esquema mental de evaluación de un vídeo universitario está condicionado por mi experiencia docente, periodística, como jurado en festivales anteriores o simplemente como simple espectador, deformado eso sí por haber visto muchos trabajos de clase, tener que ponerles nota con un decimal y deformado también por haber producido con su propio dinero 20 capítulos de dos series do…

El piquete me hizo ver la luz

Me encontré un piquete y entonces me enteré de que había huelga general. Me cortaron el paso amablemente y me explicaron con precisión en qué consistía la reforma laboral. Sabían cómo motivarme, es lo que tiene la pedagogía. Yo se lo agradecí. Iba a seguir con mi vida ajeno a todo, ignorante de mí, pero la aromática quema de unos neumáticos me iluminó. Vi la luz. Así que se me calentó la neurona y...

¿Qué tal si el que atenta contra los demás es detenido, multado él y la organización (responsable la empresa anunciadora)? Y esto va por piquetes que impiden el derecho a trabajar o por patrones que impiden el derecho de huelga. Ah, me dije, no hay policías suficientes, y la Justicia es lenta. Pues que valgan para algo los millones de cámaras gran hermano que nos vigilan, y jueces no, los de Hacienda, que esos sí que van a toda leche gracias a que los gobiernos saben cómo repartir medios entre ministerios.

Y ¿por qué servicios mínimos? Es que no siempre soy razonable cuando me rodean unos…

Huelga general, votar y botar

Trataré de escribirlo en plan Twitter.

Sobran las razones para la huelga general: parados, pensiones, sueldos, despilfarro administrativo...

Que los sindicatos mayoritarios hayan sido colaboradores beneficiados del sistema no descalifica la convocatoria, sólo los descalifica a ellos.

La reforma laboral no creará empleo ni animará a la creación de empresas.

Los recortes sociales cuadrarán las cuentas a corto plazo, pero los ingresos seguirán bajando, así que habrá más recortes.

Los gobiernos se han rendido a los mercados financieros, pero el español se ha rendido más.

La huelga no arreglará nada o casi nada, pero menos arregla quedarse de brazos cruzados.

Si otros países están saliendo de la crisis es porque innovan y emprenden, no porque se encojan.

Ojalá la huelga provocase un adelanto de elecciones. Ojalá hubiese una nueva generación de candidatos.

Quiero pagar los impuestos de un danés, cobrar el sueldo de un danés y recibir los servicios del Estado danés. Prometo que no me importa…

¿Quieres un trabajo o quieres trabajar"

Usted no es feliz. Le duele algo, no le quieren, está gordo o flaco... y no gana 75.000 dólares al año. Bueno, yo tampoco. Tampoco los gano, quiero decir, del resto no pienso confesar. Pero si alguien le garantizara el sueldo que proporciona la felicidad, ¿qué le gustaría hacer para ganarlo? Claro que le seguirán doliendo trozos de cuerpo y de alma cuando toque, y se seguirá viendo feo o lo que le diga el espejo... no importa, olvídelo. Usted gana al menos cuatro mil o cinco mil euros mensuales, ahora elija su ocupación. Si coincide con la actual, usted sí que tiene muchas papeletas para la felicidad, y si no la alcanza es que lleva los problemas montados de serie, no como extra. Es la diferencia entre tener un trabajo y trabajar, entre tener que hacer y querer hacer. Claro que si alguien le pasa ese dinero by the face, quizá lo último que le apetezca sea trabajar, quizá prefiera estar de juerga, hacer deporte, viajar, qué sé yo. Entonces o bien le echa imaginación y convierte su ocio…

Bicis, innovación y crisis

Siempre me han gustado los transportes alternativos, los intentos de mejorar la movilidad urbana y el diseño industrial, así que cómo no me iba a gustar esta idea de Volkswagen:




Lo más interesante es, como siempre, el concepto: una bici eléctrica (mejor sería que requiriese algo de pedaleo), lo suficientemente pequeña y plegable como para que entre en el espacio de la rueda de repuesto de un coche (no sé dónde irá la susodicha rueda, ¿quizá llevan runflats, esos neumáticos carísimo que circulan pinchados?, pero ese es otro tema). De acuerdo, quizá no vea la luz, aunque las bicis eléctricas tienen que terminar triunfando porque acaban con la excusa de las cuestas y el sudor al llegar al trabajo.

Hay muchos problemas cotidianos que resolver, muchas demandas de grandes grupos de ciudadanos por atender, la creatividad, la famosa innovación, investigación y desarrollo, sigue siendo la eterna oportunidad de salir de la crisis, de generar riqueza, trabajo... Siempre ha sido igual: el desarro…

Vivan las "cadenas"

Llevo unos días con el ordenador estropeado. El portátil con el que me conecto a Internet a diario no sólo por motivos laborales sino también de ocio. Como las vacaciones no estaban muy lejanas y ya entonces la desconexión había sido absoluta, apenas he notado el mono. Apenas. Al fin y al cabo sólo soy un ligero adicto: no prefiero contactar con mis amigos por la red a hacerlo personalmente, ni el sexo virtual al real, aunque a veces sí se me va la hora navegando un poco idiotizado o un poco ansioso, me crea una cierta mala conciencia no entrar en Twitter o Facebook y me agobia claramente que se me acumulen los correos electrónicos. Internet me encanta, me molesta estar sin el ordenador pero he ganado casi un par de horas diarias para hacer otras cosas.

Claro que no siempre ha sido la "vida real", el deporte, las reformas en casa o los libros pendientes. También la televisión ha recuperado parte de su trono, los telediarios, por cuestiones docentes, y el cine que se acumula, …

Recortes de pensiones y otros suicidios

España tiene algo más de medio millón de kilómetros cuadrados y 45 millones de habitantes. Francia tiene 675.000 km2 y 65 millones; Alemania, 357.000 km y 85 millones; Italia, 300.000 km, y 60 millones; Reino Unido, 245.000 km y 61 millones...
España es el país 106 por densidad de población.
Este problema y la ausencia de modelo productivo es lo que debe preocupar a los gobernantes españoles que cíclicamente auguran el final del sistema de pensiones.
España ha bajado al puesto 42 en elÍndice de Competitividad Mundial. El año anterior estaba en el 33.
Si no tenemos hijos, si espantamos a los inmigrantes, si no sabemos qué producir, si por tanto, no hay trabajo, y vivimos más años... pues no tendremos hijos, ni nadie querrá venir a trabajar, etc, etc, etc. ¿Las pensiones? Zapatero debería pensar qué hacer en vez de recortar y recortar. En realidad, deberíamos pensarlo todos porque con estas políticas nos estamos suicidando colectivamente. Eso sí, el Gobierno proporciona la cicuta.

Teatro de la realidad

No recuerdo ahora quien dijo eso de que un informativo de televisión es una representación teatral, solo que el argumento es la realidad, no la ficción.
Cualquiera que haya trabajado en un medio de comunicación sabe que la labor periodística tiene mucho de empaquetado comercial de producto en el que sólo la profesionalidad y el mínimo decoro ético del periodista lo salva de convertirse en una farsa: un titular en prensa, un corte en radio o una cola en un telediario sólo representan la verdad en la medida en que se mezcla la intención sincera de aportar información con el oficio del adorno para que resulte atractiva.
En el periodismo ciudadano, es decir, aficionado o espontáneo, esto se está perdiendo y, lo que es más peligroso, la transferencia de la credibilidad que todavía posee la profesión hacia esas nuevas formas de comunicación tiene el efecto perverso y doble de igualar por abajo y hacer indistinguible el teatro de ficción del de la realidad.
En otras palabras, a pesar de nues…

Te vas a caer

Uno de los efectos obvios de cumplir años es que mucha gente te parece demasiado joven para ejercer su profesión. Te para un guardia civil que parece tu hijo, los profesores de tu hijo te parecen casi sus compañeros, el presentador del informativo apenas parece un becario con corbata. Parece, sólo parece. Cierto que la sociedad da un voto de confianza a un joven que de pronto se ve investido de una autoridad para la que seguramente no está preparado del todo y mientras no pasan unos años de experiencia la sufren quienes caen en sus manos. Arbitrariedades, rigideces, inseguridades, despistes... Con el elogio a la imagen de juventud, los bisoños llegan a puestos de responsabilidad gracias a su palmito, telegenia, atrevimiento, bajo coste... y porque son fácilmente manipulables. Ocurre en los medios de comunicación, en la política, en las sucursales bancarias, en los tribunales... Pero el problema es que vamos cumpliendo años. Y poco a poco sabes cuándo alguien se va a caer.
Mañana empiez…

Mineros, ganaderos y la estrategia del pastor Jones

Ahora que por fin ya es más barato y fácil despedir, ¿se anima usted a montar una nueva empresa, se anima a contratar a más gente, se anima a crear algo, generar valor, producir ese producto competitivo? Contésteme después de la publicidad. Ah, que no hay publicidad porque las empresas tampoco están como para animar al consumidor, porque los currantes van calentitos, empiezan a cortar autovías (detecte usted alguna diferencia entre los funcionarios y los mineros o los ganaderos) y hasta los guardias civiles se quieren manifestar. Entonces no me conteste, que me da la risa, aunque me parto más imaginando al ministro de Trabajo volviendo a ser alcalde, o presentándose a cualquier proceso electoral después de este papelón: ministro de Trabajo de Zapatero, como para hacer masa y quedarse gagá.
Pero déjenme volver a los cortes de tráfico. ¿Conseguirán sus objetivos a base de barricadas y quema de neumáticos?, ¿servirán de ejemplo?, ¿funcionará más la violencia que la huelga?, ¿o será sufici…

Reconectarse

Reconectarse. No han sido tantas las vacaciones como parece sino más bien un reingreso de mucho trabajo y distintos frente abiertos. Pero estaba pendiente la reconexión y no encontraba el momento. Ojalá fuera simplemente la pereza del regreso, de la nueva tregua de ETA o la Liga, los exámenes o las ganas de comprar tiempo libre en forma de coleccionables, y propósitos de ejercicio. Reconectarse con la agenda política en esta ocasión es muy fácil, como si el paréntesis del verano no hubiese existido. Con la económica, prácticamente igual porque los expertos ya advertían que la crisis tenía forma de uve doble. Con el mundo de la comunicación, sólo me llama la atención el anuncio del nuevo canal generalista de Vocento, y el nombramiento de Bieito Rubido como director de Abc (aunque no es muy optimista con el futuro de la prensa escrita, lo hará bien, o mejor dicho, precisamente lo hará mejor porque sabe mucho de los nubarrones del sector). Llegan por fin todos los estrenos en 3D, casi si…

Países y empresas, algunas diferencias

Un país no puede reducir plantilla. Como mucho puede ir a la guerra, recortar gastos de sanidad o de seguridad ciudadana, incentivar la emigración, dificultar la natalidad...
Un país no puede variar de tamaño, salvo que reparta independencias o emprenda acciones imperialistas, lo inunden tsumanis o lo expanda el derrame de lava volcánica. Los países no pueden adaptar su dimensión física a la situación de mercado, no hay flexibilidad laboral que valga, ni despido libre (salvo la pena de muerte, claro), ni abre o cierra territorios como si fueran sucursales.
Un país no puede fijarse un objeto social, cumplirlo y liquidar si lo considera oportuno. No puede maximizar el beneficio ni la rentabilidad del accionista, no puede convertir a sus ciudadanos en simples clientes, ni siquiera en simples usuarios.
Un país no es una empresa, aunque pueda parecerlo. No lo es ni desde la perspectiva de planificación estratégica, ni desde la de los recursos humanos, ni los financieros. Quizá sea una realida…

El "plagio" de Up

Above then beyond
Cargado por ftroncal. - Las últimas noticias en video.
La cuestión, obviamente, no es nueva. Me lo comenta una compañera. Este corto es un proyecto final de la escuela francesa Esra, promoción 2005-2006. El parecido con UP, estrenada en 2009, resulta evidente. Inspiración, plagio o casualidad, vaya usted a saber. La comparación resulta tan inevitable como brutal la distancia en calidades, medios, acabados, autores (unos estudiantes frente a la productora líder en animación)... pero, cuestiones legales al margen, no cabe duda de que el caso ilustra a la perfección cómo el producto audiovisual es mucho más que una idea, una puesta en escena, una técnica.
Puestos a buscar inspiraciones, hay más casas voladoras, aunque no tengan mucho que ver:

Al fin y al cabo, Up es de esas películas que uno tiene la sensación de haber visto de mil formas, contando la historia de siempre y emocionándote como nunca. ¿Plagio? En todo caso sublime, porque lo verdaderamente increíble de Up no e…

Nuevos grados y un poco de nuevo doctorado

Esto es una simple anotación de trabajo. Mes de julio, hay que aprovechar para legislar sin que nadie se dé cuenta. El BOE oficioso, El País, publica lo que, parece ser, se convertirá en el nuevo doctorado. Y el BOE oficial publica la modificación de las enseñanzas universitarias que estaban reguladas por el real decreto 1393/2007,. ¿Otra vez? Sí, qué pasa. Es que no podemos estar quietos. ¿Qué modifica?
Artículo 3, apartado 4.

Texto viejo: En el supuesto de convenios con universidades extranjeras, en todo caso, la Universidad española custodiará los expedientes de los títulos que expida.
Texto nuevo: En el supuesto de convenios con universidades extranjeras, se deberá acompañar al mismo certificación expedida por la autoridad competente o, en su caso, por la entidad acreditadora, del carácter oficial o acreditado de la universidad o universidades extranjeras de que se trate. En todo caso, la universidad española custodiará los expedientes de los títulos que expida. A efectos de lo anter…