viernes, 12 de junio de 2009

Estrategias digitales, ayudas a la prensa y fútbol

Estoy confuso. Ayer fue un día extraño. Uno de las grandes bicocas de las llamadas industrias culturales, el Xacobeo, anunció su política promocional para la próxima, ya inminente, edición de 2010. Siete millones de euros. Casi no les da tiempo, pero la culpa era del anterior gobierno gallego, que no tenía previsto llegar tan lejos. Qué razón tenían.

Pues bien, buena parte de la estrategia será digital. Ya se sabe: webs, Google, Facebook, Twitter... Parece más barato entre otras cosas porque la trabaja una generación de becarios eternos aunque ya hayan llegado a la treintena, que se dirigen a gente similar la cual, a su vez, compone el público que todo anunciante desea. Se conoce que consumen mucho gracias a que viven con sus padres, porque si no...

Está muy bien. Se trata de conseguir millones de visitas virtuales en la confianza de que se conviertan en visitas reales. Además de los becarios, imagino, la clave está en el acuerdo que se firmará o se firmó ya con Google. A dedo, quiero decir, digital. No sé qué hubiera ocurrido si se hubiese hecho algo parecido con un único medio convencional: La Voz de Galicia, El País o ABC, o cualquier otro, no importa. ¿Habría sido un escándalo?

Pero estoy confuso, porque ayer, bueno en realidad hoy, es el gran día de las ayudas a la prensa. Esas ayudas públicas que ponen tan nerviosos a tantos. Ayudas a los bancos, al automóvil, al cine, a no sé cuantos más... y ahora a la prensa. Te ponen nervioso si no te ayudan a tí, o si te ayudan poco, o si ayudan a los que no te gustan. O si ayudan a los clubes de fútbol para que puedan no pagar la Seguridad Social o a Hacienda pero sí los 94 millones de Cristiano Ronaldo y a todos los intermediarios. Y eso que la burbuja financiera se había acabado.

Claro que del Xacobeo algo le caerá a los medios convencionales, no todo se lo llevará Google. Tampoco se lo llevará todo Ronaldo. Florentino y Valdano también ganarán. Menos mal. Ya estaba empezando a preocuparme porque nunca lograba saber dónde estaba el dinero en las estrategias digitales, mientras todos nosotros hablamos gratis en la web 2.0 de sus negocios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi Twitter

    follow me on Twitter