jueves, 29 de julio de 2010

Países y empresas, algunas diferencias

Un país no puede reducir plantilla. Como mucho puede ir a la guerra, recortar gastos de sanidad o de seguridad ciudadana, incentivar la emigración, dificultar la natalidad...

Un país no puede variar de tamaño, salvo que reparta independencias o emprenda acciones imperialistas, lo inunden tsumanis o lo expanda el derrame de lava volcánica. Los países no pueden adaptar su dimensión física a la situación de mercado, no hay flexibilidad laboral que valga, ni despido libre (salvo la pena de muerte, claro), ni abre o cierra territorios como si fueran sucursales.

Un país no puede fijarse un objeto social, cumplirlo y liquidar si lo considera oportuno. No puede maximizar el beneficio ni la rentabilidad del accionista, no puede convertir a sus ciudadanos en simples clientes, ni siquiera en simples usuarios.

Un país no es una empresa, aunque pueda parecerlo. No lo es ni desde la perspectiva de planificación estratégica, ni desde la de los recursos humanos, ni los financieros. Quizá sea una realidad en crisis en medio de tanta economía global, puede incluso que haya que dejar de pensar en términos nacionales para hacerlo en términos planetarios. Pero aplicar la religión del management, el dogma del tipo de interés o el mandamiento de índice bursátil o el balance a la situación de un país es tan disparatado como cuadrar la cuenta emocional de pérdidas y ganancias de un ser humano. Quizá el FMI, la Reserva Federal o el Santander puedan. Yo no.

lunes, 26 de julio de 2010

El "plagio" de Up


Above then beyond
Cargado por ftroncal. - Las últimas noticias en video.

La cuestión, obviamente, no es nueva. Me lo comenta una compañera. Este corto es un proyecto final de la escuela francesa Esra, promoción 2005-2006. El parecido con UP, estrenada en 2009, resulta evidente. Inspiración, plagio o casualidad, vaya usted a saber. La comparación resulta tan inevitable como brutal la distancia en calidades, medios, acabados, autores (unos estudiantes frente a la productora líder en animación)... pero, cuestiones legales al margen, no cabe duda de que el caso ilustra a la perfección cómo el producto audiovisual es mucho más que una idea, una puesta en escena, una técnica.

Puestos a buscar inspiraciones, hay más casas voladoras, aunque no tengan mucho que ver:


Al fin y al cabo, Up es de esas películas que uno tiene la sensación de haber visto de mil formas, contando la historia de siempre y emocionándote como nunca. ¿Plagio? En todo caso sublime, porque lo verdaderamente increíble de Up no es su originalidad sino su capacidad para llegar al corazón, de forma especial con esa película dentro de la película que es la historia de Carl y Ellie:



lunes, 19 de julio de 2010

Nuevos grados y un poco de nuevo doctorado

Esto es una simple anotación de trabajo. Mes de julio, hay que aprovechar para legislar sin que nadie se dé cuenta. El BOE oficioso, El País, publica lo que, parece ser, se convertirá en el nuevo doctorado. Y el BOE oficial publica la modificación de las enseñanzas universitarias que estaban reguladas por el real decreto 1393/2007,. ¿Otra vez? Sí, qué pasa. Es que no podemos estar quietos. ¿Qué modifica?

Artículo 3, apartado 4.

Texto viejo: En el supuesto de convenios con universidades extranjeras, en todo caso, la Universidad española custodiará los expedientes de los títulos que expida.

Texto nuevo: En el supuesto de convenios con universidades extranjeras, se deberá acompañar al mismo certificación expedida por la autoridad competente o, en su caso, por la entidad acreditadora, del carácter oficial o acreditado de la universidad o universidades extranjeras de que se trate. En todo caso, la universidad española custodiará los expedientes de los títulos que expida. A efectos de lo anterior se entiende por título conjunto el correspondiente a un único plan de estudios oficial diseñado por dos o más universidades, españolas o extranjeras, que han suscrito el correspondiente convenio de colaboración y que han presentado una única solicitud de verificación, a efectos del procedimiento establecido en el artículo 25 de este real decreto. Dicha solicitud deberá estar suscrita por todas las universidades participantes que, asimismo, deberán designar a cuál de ellas corresponderá la representación en el citado procedimiento.

Artículo 6

Texto viejo:

1. Con objeto de hacer efectiva la movilidad de estudiantes, tanto dentro del territorio nacional como fuera de él, las universidades elaborarán y harán pública su normativa sobre el sistema de reconocimiento y transferencia de créditos, con sujeción a los criterios generales que sobre el particular se establecen en este real decreto.
2. A los efectos previstos en este real decreto, se entiende por reconocimiento la aceptación por una universidad de los créditos que, habiendo sido obtenidos en unas enseñanzas oficiales, en la misma u otra universiad, son computados en otras distintas a efectos de la obtención de un título oficial. Asimismo, la transferencia de créditos implica que, en los documentos académicos oficiales acreditativos de las enseñanzas seguidas por cada estudiante, se incluirán la totalidad de los créditos obtenidos en enseñanzas oficiales cursadas con anterioridad, en la misma u otra universidad, que no hayan conducido a la obtención de un título oficial.
3. Todos los créditos obtenidos por el estudiante en enseñanzas oficiales cursados en cualquier universidad, los transferidos, los reconocidos y los superados para la obtención del correspondiente título, serán incluidos en su expediente académico y reflejados en el Suplemento Europeo al Título, regulado en el real decreto 1044/2003 de 1 de agosto, por el que se establece el procedimiento para la expedición por las universidades del Suplemento Europeo al Título.

Texto nuevo

1. Con objeto de hacer efectiva la movilidad de estudiantes, tanto dentro del territorio nacional como fuera de él, las universidades elaborarán y harán pública su normativa sobre el sistema de reconocimiento y transferencia de créditos, con sujeción a los criterios generales que sobre el particular se establecen en este real decreto.
2. A los efectos previstos en este real decreto, se entiende por reconocimiento la aceptación por una universidad de los créditos que, habiendo sido obtenidos en unas enseñanzas oficiales, en la misma u otra universidad, son computados en otras distintas a efectos de la obtención de un título oficial. Asimismo, podrán ser objeto de reconocimiento los créditos cursados en otras enseñanzas superiores oficiales o en enseñanzas universitarias conducentes a la obtención de otros títulos, a los que se refiere el artículo 34.1 de la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades.
La experiencia laboral y profesional acreditada podrá ser también reconocida en forma de créditos que computarán a efectos de la obtención de un título oficial, siempre que dicha experiencia esté relacionada con las competencias inherentes a dicho título.
En todo caso no podrán ser objeto de reconocimiento los créditos correspondientes a los trabajos de fin de grado y máster.
3. El número de créditos que sean objeto de reconocimiento a partir de experiencia profesional o laboral y de enseñanzas universitarias no oficiales no podrá ser superior, en su conjunto, al 15 por ciento del total de créditos que constituyen el plan de estudios. El reconocimiento de estos créditos no incorporará calificación de los mismos por lo que no computarán a efectos de baremación del expediente.
4. No obstante lo anterior, los créditos procedentes de títulos propios podrán, excepcionalmente, ser objeto de reconocimiento en un porcentaje superior al señalado en el párrafo anterior o, en su caso, ser objeto de reconocimientos en su totalidad siempre que el correspondiente título propio haya sido extinguido y sustituido por un título oficial.
A tal efecto, en la memoria de verificación del nuevo plan de estudios propuesto y presentado a verificación se hará constar tal circunstancia y se deberá acompañar a la misma, además de los dispuesto en el anexo I de este real decreto, el diseño curricular relativo al título propio, en el que conste: número de créditos, planificación de las enseñanzas, objetivos, competencias, criterios de evaluación, criterios de calificación y obtención de la nota media del expediente, proyecto final de Grado o de Máster, etc., a fin de que la Agencia de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) o el órgano de evaluación que la Ley de las comunidades autónomas determinen, compruebe que el título que se presenta a verificación guarda la suficiente identidad con el título propio anterior y se pronuncie en relación con el reconocimiento de créditos propuesto por la universidad.
5. En todo caso, las universidades deberán incluir y justificar en la memoria de los planes de estudios que presenten a verificación los criterios de reconocimiento de créditos a que se refiere este artículo.
6. La transferencia de créditos implica que, en los documentos académicos oficiales acreditativos de las enseñanzas seguidas por cada estudiante, se incluirán la totalidad de los créditos obtenidos en enseñanzas oficiales cursadas con anterioridad, en la misma u otra universidad, que no hayan conducido a la obtención de un título oficial.
7. Todos los créditos obtenidos por el estudiante en enseñanzas oficiales cursados en cualquier universidad, los transferidos, los reconocidos y los superados para la obtención del correspondiente título, serán incluidos en su expediente académico y reflejados en el Suplemento Europeo al Título, regulado en el Real Decreto 1044/2003, de 1 de agosto, por el que se establece el procedimiento para la expedición por las universidades del Suplemento Europeo al Título.»

En el artículo 9, se añade al inicio del apartado 3:

3. El diseño de los títulos de Grado podrá incorporar menciones alusivas a itinerarios o intensificaciones curriculares siempre que éstas hayan sido previstas en la memoria del plan de estudios a efectos del procedimiento de verificación a que se refieren los artículos 24 y 25 de este real decreto.

En el artículo 10, se modifica el apartado 3:

«3. Los títulos oficiales de Máster Universitario podrán incorporar especialidades en la programación de sus enseñanzas que se correspondan con su ámbito científico, humanístico, tecnológico o profesional, siempre que hayan sido previstas en la memoria del plan de estudios a efectos del procedimiento de verificación a que se refieren los artículos 24 y 25 de este real decreto. En todo caso, las Administraciones Públicas velarán por que la denominación del título sea acorde con su contenido y en su caso, con la normativa específica de aplicación, y no conduzca a error sobre su nivel o efectos académicos ni a confusión sobre su contenido y, en su caso, efectos profesionales. La denominación de estos títulos será Máster Universitario en T, en su caso, en la especialidad E, por la Universidad U, siendo T el nombre específico del título, E el de la especialidad y U la denominación de la Universidad que lo expide.»


En el artículo 12, el apartado 5 sufre modificiones de expresión; el 8 cambia el máximo de 6 créditos por actividades no académica a un mínimo (guau) (actividades universitarias culturales, deportivas, de representación estudiantil, solidarias y de cooperación); el 9 añade "Hasta la aprobación de la Ley de servicios profesionales, excepcionalmente, y sólo en aquellos supuestos en que la normativa comunitaria imponga especiales exigencias de formación, el Gobierno podrá establecer las condiciones a las que se refiere el párrafo anterior, aún cuando el correspondiente título de Grado no habilite para el ejercicio profesional de que se trate pero constituya requisito de acceso al título de Máster que, en su caso, se haya determinado como habilitante.»

En el artículo 13, de reconocimiento de créditos, se impone que se reconozcan al menos 36 créditos entre carreras de la misma rama (apartado a) y se contempla reconocer créditos por experiencia profesional (apartado c).

En el 14 se modifica el acceso con la nueva selectividad.

En el 15, se añade que la Universidad propondrá la adscripción del correspondiente título de Máster Universitario a alguna de las ramas de conocimiento relacionadas en el artículo 12.4. Dicha adscripción será igualmente de aplicación en aquellos casos en que el título esté relacionado con más de una disciplina y se hará respecto de la principal.

En el 16 modifica redacción, aunque en esencia queda igual

El 17, donde sólo decía

2. La Universidad incluirá los procedimientos y requisitos de admisión en el plan de estudios, entre los que podrán figurar requisitos de formación previa específica en algunas disciplinas.

Ahora dice:

2. La Universidad incluirá los procedimientos y requisitos de admisión en el plan de estudios, entre los que podrán figurar complementos formativos en algunas disciplinas, en función de la formación previa acreditada por el estudiante. Dichos complementos formativos podrán formar parte del Máster siempre que el número total de créditos a cursar no supere los 120.
En todo caso, formen o no parte del Máster, los créditos correspondientes a los complementos formativos tendrán, a efectos de precios públicos y de concesión de becas y ayudas al estudio la consideración de créditos de nivel de Máster.

En el 24, donde decía sólo:

2. Los títulos universitarios oficiales deberán someterse a un procedimiento de evaluación cada 6 años a contar desde la fecha de su registro en el RUCT, con el fin de mantener su acreditación.

3. A estos efectos la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), establecerá los protocolos de verificación y acreditación necesarios conforme a lo dispuesto en este real decreto.

Dice ahora:

2. Antes del transcurso de seis años a contar desde la fecha de su verificación inicial o desde la de su última acreditación, los títulos universitarios oficiales de Grado y Doctorado, deberán haber renovado su acreditación de acuerdo con el procedimiento y plazos que las Comunidades Autónomas establezcan en relación con las universidades de su ámbito competencial, en el marco de lo dispuesto en al artículo 27. Asimismo, los títulos de Máster deberán someterse al indicado procedimiento antes del transcurso de cuatro años.

3. A estos efectos la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) y los órganos de evaluación que la Ley de las Comunidades Autónomas determinen y que cumplan con los criterios y estándares de calidad establecidos por la Comisión Europea mediante la superación de una evaluación externa que les permita ser miembros de pleno derecho de la Asociación Europea para el Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (European Association for Quality Assurance in Higher Education) –ENQA– y estar inscritas en el Registro Europeo de Agencias de Calidad –EQAR– establecerán conjuntamente los
protocolos de evaluación necesarios para la verificación y acreditación de acuerdo
con estándares internacionales de calidad y conforme a lo dispuesto en este real
decreto.»

El artículo 25 se modifica íntegramente y es nada menos que el Procedimiento de verificación de los títulos.

Al 26 se le añade: 3. Una vez que el Gobierno haya aprobado el carácter oficial del título, el Rector de la Universidad ordenará publicar el plan de estudios en el “Boletín Oficial del Estado” y en el Diario Oficial de la correspondiente comunidad autónoma. A estos efectos la publicación deberá recoger los términos expresados en el apartado 5.1 de la Memoria contenida en el anexo I de este real decreto.

Se modifica el 27 sobre el Seguimiento de los títulos inscritos en el Registro de universidades,
centros y títulos, y se añade un 27 bis sobre la renovación de la acreditación de los títulos.

También se modifica entero el 28 sobre la Modificación de los planes de estudios conducentes a la obtención de títulos oficiales ya verificados.

Y entre las modificaciones de transitorias y demás, destaca

a) A los estudiantes que hubiesen iniciado estudios universitarios oficiales conforme a anteriores ordenaciones, les serán de aplicación las disposiciones reguladoras por las que hubieran iniciado sus estudios, sin perjuicio de lo establecido en la disposición adicional segunda de este real decreto, hasta el 30 de septiembre de 2015, en que quedarán definitivamente extinguidas. Ello no obstante, las universidades, sin perjuicio de las normas de permanencia que sean de aplicación, garantizarán la organización de al menos cuatro convocatorias de examen en los dos cursos académicos siguientes a la citada fecha de extinción.

Y por último también se modifica la Memoria de solicitud de verificación.

En resumen: casi nada. En julio. Y a volver a empezar.

jueves, 15 de julio de 2010

Aire fresco

Casi me había recuperado de la movida mundialista, con el beso de Iker Casillas a su novia como ejemplo de gestión de imagen, con la actitud de Del Bosque como demostración de la dirección en valores, incluso con todas las interpretaciones que se han querido hacer sobre banderas, política y fútbol, cuando llegó el debate sobre el estado de la nación. Que si casi nunca ha interesado a nadie, en esta ocasión parecía fijado con premeditación y alevosía para que no se vieran ni sus sombras. Verano, campeones del mundo, Mujeres Ricas en las Sexta... ¿quién puede prestar atención a Zapatero y a Rajoy? Quizá a la vuelta de las vacaciones, cuando la gente deje de hacerse fotos con la copa de oro y hayamos sobrevivido a las medidas gubernamentales que aprovechen la guardia baja de la narcotizada opinión pública, quizá vuelva ese estado de mala leche que apuntaba maneras y que hacía replanteárselo todo: el mercado de trabajo, el tejido productivo, el capitalismo, la desaparición de la clase media, el modelo fiscal, las instituciones, el sistema energético, el electoral, el sindical.... todo, o casi todo. Porque Zapatero y Rajoy (y los demás) siguen y siguen y siguen. Ojalá pueda parecer interesante algún tipo de reflexión que traiga sangre nueva. De acuerdo, quizá con aire fresco sea suficiente.

domingo, 11 de julio de 2010

Cómo mejorar la formación audiovisual

Desde fuera del sistema educativo, incluso desde dentro como alumno, uno se pregunta por qué en España resulta al parecer tan difícil enseñar a hacer buenos productos audiovisuales. Cierto que no se ha parado de mejorar. Cierto que algunos centros privados muy caros logran productos cada vez más aceptables. Pero seguimos lejos del nivel americano, alemán y francés. Esta reflexión siempre me la acabo haciendo al regreso de un festival internacional donde se presentan trabajos de escuela que poco tienen que envidiar a proyectos profesionales y que incluso superan a una inmensa mayoría. No lo quiero plantear en términos de "culpas", sino en términos de "mejoras".

Veamos entonces: ¿qué deberíamos mejorar?. Por partes: sistema, profesores y estudiantes. Y por no ser un plomo, sólo propongo un par de cosas en cada punto.

Sistema

1. Orientación al proyecto final. El mercado dice que los títulos no sirven para nada, pero no es verdad. Hay formación oficial pública, la hay homologada por empresas multinacionales en sus propios productos y la hay totalmente privada que aporta el valor de haber estudiado con tal o cual profesor o en un centro con una marca reconocida. El título sirve como en cualquier otro trabajo donde no sea un requisito habilitador para el ejercicio profesional: poco, pero vale. Naturalmente vale más la demostración práctica de tu trabajo, tu proyecto fin de carrera, tu demo reel, tu guión, tu spot, tu personaje, tu fotografía, tu escenografía, tu sonorización.... Así que el sistema debe estar totalmente dirigido a la obtención de esa muestra, de ese ejemplo de capacidades.

2. Orientación a la demanda. Una demanda que al parecer cuesta definir. Queremos conseguir alumnos. Queremos conseguir puestos de trabajo. Queremos conseguir los perfiles que necesitan las empresas a los precios que las empresas están dispuestas a pagar. El sistema tiene que ser capaz de flexibilizar los programas de estudios, hasta llegar incluso a la adaptación de promociones de estudiantes casi en tiempo real. Personalmente creo que no es una orientación correcta para la Universidad, aunque en parte la puede contemplar, pero sí para el resto de formación.

Profesores

1. Además de conocimiento y capacidad de transmitirlo (como siempre), deberían tener experiencia profesional o como mínimo proyectual, es decir, no he trabajado en la empresa pero por lo menos he realizado unos cuantos proyectos. Eso es casi imposible antes de, digamos, los treinta años.

2. Los profesores tienen que volver a ser profesores de materias, no de ese invento denominado "áreas de conocimiento". Uno puede ser profesor de realización, de animación, de audio, de fotografía, de guión, de producción, de escenografía, no de "Comunicación Audiovisual y Publicidad" como ocurre en la enseñanza pública. En la privada, a cualquiera le pueden "obligar" a dar cualquier cosa, la alternativa para el profesor profesional es el paro. Por cierto, sus materias no pueden ser islas en el océano, deberían estar entrelazadas, coordinadas y adaptadas para la obtención de ese proyecto final.

Estudiante

1. Deja de creer que el aprendizaje se limita a la herramienta, porque el lenguaje, la creatividad y la calidad no vienen de serie. Todas las historias están contadas, pero se pueden contar una vez más si sabes que no eres el primero en hacerlo. No pretendas ser trascendente, Eros y Tanatos ocupan los pensamientos de todos los adolescentes, mejor céntrate en el humor, en los géneros de entretenimiento... y domina la técnica antes de empezar a hablar de arte, no hay atajos, nadie aprende en meses, se necesitan años.

2. Aprende a trabajar en equipo, el audiovisual es la suma de un montón de trabajos diferentes y el producto final pertenece a todos ellos, aprende también a aceptar la crítica, a valorar la experiencia y la suma de opiniones subjetivas y aparentemente arbitrarias. Al público le gustan o no los productos audiovisuales, sin más, casi nadie tiene ni idea de porqué. Y sólo acertando con ese gusto, una afición se convertirá en profesión, sólo así podrás vivir de crear productos audiovisuales.

Unas reflexiones apresuradas. Quizá tan genéricas que, seguramente, valen para cualquier otro campo. Tampoco somos tan diferentes. Sólo nos empeñamos en descubrir el Mediterráneo una y otra vez.

sábado, 10 de julio de 2010

El ganador de Mundos digitales 2010

Un año más, y van siete de las nueve celebradas, salgo de Mundos Digitales con la sensación de haber aprendido unas cuantas cosas y conocido personalmente a un montón de profesionales la mar de interesantes. En esta ocasión he tenido la oportunidad de participar como jurado en el festival de animación y he quedado encantado de haber coincidido con tres personalidades de la animación internacional: Robin King, de Imagina Corporation, Daniel Martínez, de Pepe School Land, y Antonio Zurera, de Milímetros. Saben tanto de la cuestión que me resultó un placer coincidir unánimemente en el fallo del festival. El ganador este corto alemán titulado Der kleine und das beist (El niño y la bestia) de Johannes Weiland y Uwe Heidschötter.


El ganador en la categoría nacional fue la inquietante y original Alma, de Rodrigo Blaas:


Y el premio del público para Mobile (no he podido encontrarlo en la red) de Verena Fels, alumna de la Filmakademie Baden-Württemberg, ese centro que ya me empieza a poner de mal humor (envidia sana, pero envidia al fin y al cabo) por la calidad que consigue en sus trabajos. Si bien, el premio especial del jurado fue para Get Out, de la escuela francesa ESMA:



Lamento sobre todo no haber encontrado una versión en español del ganador absoluto. Su madurez narrativa, la forma cruda y a la vez tierna de contar un problema tan cotidiano como la transformación de los padres en un divorcio, su estética aparentemente sencilla, su economía audiovisual y su despilfarro de creatividad y de talento emocionan. Hacía tiempo que no veía un corto así.

lunes, 5 de julio de 2010

¿Aburrido de las redes sociales?

Me acerqué a ellas por primera vez hace algunos años, cuatro, para ser exactos. Y ya entonces leí cosas como esto de la enfermedad de LinkedIn, por ejemplo. Me imaginé que su éxito sería efímero, llamativo, sí, pero no tanto. No entré. Ni era adolescente, ni tenía tiempo ni ganas. Pero el trabajo es el trabajo y un par de años más tarde tuve que rendirme a las redes sociales. Un año después redescubrí Twitter, acabé por tener perfiles en bastantes redes más: Facebook, Plaxo, Xing, etc, etc. incluidas algunas inconfesables, verdaderos guetos para todo tipo de experimentos. Enseguida vino el trabajo académico, las colaboraciones con empresas, y también, lo reconozco, una parte de diversión aunque nunca demasiado privada. Mi día a día digital se me ha ido complicando de forma inexorable hasta el extremo que tengo que apagar, ponerme off. Han llegado los adultos, las firmas comerciales, los gurús de barrio, los pesados, los paranoicos... la infopolución nos abruma, la gente se enfada si se te escapan sus mensajes, sus invitaciones, sus enlaces... ¿He perdido yo la frescura o el modelo se está realmente saturando?

Pues supongo que lo primero, aunque en esta ocasión, teniendo en cuenta que me incorporé al proceso en plena expansión y que todo tiene un ciclo de vida cada vez más intenso y corto, a lo mejor coincide lo particular con lo general. Los datos hablan de que Twitter sí se empieza a estancar, que Facebook crece todavía aunque un poco más lento, Orkut vuelve a caer a pesar de su relanzamiento, Tuenti, algo parecido, Hi5 tiene casi todos los indicadores a la baja, Blogger lleva casi todo el año 2010 estable; los videos de éxito en Youtube o los virales son cada vez menos espontáneos (el top ten está compuesto por nueve cantantes y un comercial de una firma de zapatillas). Curiosamente, la "red enferma" de 2006, LinkedIn, mantiene su crecimiento, quizá por la incorporación de la mayoría tardía, los treintañeros y cuarentones profesionales.

En fin, son datos de Alexa, pero las fuentes de los datos arrojan resultados a veces tan sorprendentes que la confianza se tambalea. Y las pymes, deslumbradas por la literatura de los casos de éxito, lo barato que es el tiempo de los becarios y, para qué engañarnos, la ignorancia y atrevimiento en materia de comunicación en general, saltan a la arena con su capotillo, se desaniman con los resultados numéricos y tiemblan ante el primer troll gamberro que les planta cara. Difícil distinguir los números buenos de los malos, difícil la interpretación correcta, difícil lograr la paciencia necesaria.

Quizá sea el sino de los tiempos. Al fin y al cabo, nos aburrimos de todo. Exigimos renovación constante. Quizá la redes sociales son a internet lo que los realities, las series o los magazines a la televisión: formatos que se deben actualizar cada temporada.

jueves, 1 de julio de 2010

Además de recortar, soluciones

Primer día de nuevo IVA, han ingresado las nóminas con los descensos salariales, las subidas del gas, las rebajas en las tiendas. Llega la hora de la verdad. ¿Recaudarán más las arcas públicas o ocurrirá como el conflicto del Metro de Madrid cuya huelga ya ha hecho perder todo lo que se pretendía ahorrar con la bajadas de sueldos?, ¿qué hará usted?, ¿consumirá menos, redondeará precios, trabajará más, se irá igual de vacaciones, le echará imaginación, pensará en dimensiones locales o internacionales, moverá sus ahorros si los tiene, cree que no es para tanto, cree que es para mucho más...?

Incentivar el consumo o recortar gastos. Para los ciudadanos, puede ser la disyuntiva. Pero el Estado no es un ciudadano, ni siquiera una empresa. Simplemente parece que se ha acabado la posibilidad de elegir porque sólo sabe incentivar el consumo gastando. Ya nadie habla de refundar el capitalismo, ya sólo se habla de resistir, de empequeñecer el Estado del bienestar. ¿Y qué ocurrirá después? El ciclo se acabará, como los anteriores. La inmensa mayoría de las personas seremos más pobres y, si eso es malo, lo peor es que no tendremos más posibilidades de recuperar nuestro antiguo nivel adquisitivo que con la especulación, sea de la clase que sea, o con el turismo. Ni un atisbo de economía productiva.

Y es que el gran debate sigue pendiente. Aunque todas estas medidas de recorte sirvan para algo, seguirán siendo insuficientes si no se aborda el futuro inmediato, el medio plazo y el largo. Subir IVA, bajar sueldos, congelar pensiones... para eso no se necesita demasiada inteligencia. Para encontrar soluciones sí. Ese es el problema.

Mi Twitter

    follow me on Twitter