jueves, 3 de diciembre de 2009

Ilion y Planet 51

A pesar de la crisis general y particular, resulta evidente que algo está cambiando en el cine español cuando en un mismo año se estrenan dos películas que superan los cincuenta millones de euros de presupuesto: Agora y Planet 51. Acabo de ver la segunda y me he quedado asombrado de la calidad alcanzada por la producción. Realmente me lo pasé estupendo y di por bien empleados los seis euros de la entrada. No tiene nada que envidiar a cualquiera de las superproducciones norteamericanas a las que estamos acostumbrados y reconozco que acudí a la sala preparado para lo peor después de las durísimas críticas que publicó la prensa estadounidense.

Pero lo mejor del asunto es que esta película es el primer trabajo de una productora, Ilion, con vocación de permanecer y continuar trabajando en ese nivel hasta ahora reservado para Pixar y Dreamworks. Y la crítica se ha cebado con la única aportación creativa que no es española: el guión de Joe Stillman, responsable entre otras cosas de Shrek o de algunos episodios de las series El Rey de la Colina o "Beavis and Butt-Head" del peculiar Mike Judge.

El resto del trabajo artístico, empezando por la dirección y la producción, el diseño de personajes y escenarios, los efectos visuales, los diálogos, los gags, la animación... son esencialmente españolas y el hecho de que esa parte del trabajo tenga una calidad no discutida ni siquiera por la autodefensiva prensa yanqui no es fruto de la casualidad.

En primer lugar, los productores ejecutivos de Ilion, los hermanos Pérez Dolset, son jóvenes empresarios de éxito siempre vinculados a los contenidos digitales. Son propietarios de la empresa de videojuegos Pyro Studios (Comandos) y LaNetro Zed. Estos éxitos son lo que les ha permitido la credibilidad como para crear Illion y mantener el tipo en las negociaciones internacionales con las distribuidoras, a pesar de que el estreno de Planet 51 (inicialmente titulada Planet One) se retrasó año y medio, con lo que ello implica desde la perspectiva financiera.

En segundo lugar, la empresa se ha nutrido de profesionales también muy jóvenes pero con una formación que naturalmente no es casual y una trayectoria en sus respectivos campos más que notable. Algunos son relativamente populares, como el humorista Luis Piedrahita, otros son técnicos de efectos visuales reputados en el sector como David Caeiro, que ya ha trabajado para Dreamworks o la gallega Dygra, para la que también han trabajado animadores como Miquel Cabot o expertos de primer línea en rigging setup como David Blanco. Jorge Vigara, por ejemplo, ha participado también en el Lince Perdido, igual que Iker de los Mozos o Alberto Corral. Dicho de otro modo: los profesionales existen y tienen su trayectoria, sólo es cuestión de que las empresas se consoliden y que puedan pensar en los mercados internacionales.

Contar con plantillas estables no es fácil, requiere pulmón económico, enlazar proyecto tras proyecto, organización y las famosas I+D+i, investigación, desarrollo e innovación, pero no sólo para la tecnología sino también para el contenido, el guión.

Ilion se está metiendo de lleno en un proyecto de estas características y su segundo largo ya está en marcha, con "el desarrollo experimental de herramientas y tecnologías para su aplicación en el ámbito del cine, mediante el diseño de prototipos, realización de pruebas experimentales y complejos sistemas para la animación en 3D", explica la productora.

Planet 51 llevaba recaudados ayer más de 29 millones de dólares en USA y casi tres millones de euros en España, en total al parecer ya han superado la cifra de 40 millones de euros en todo el mundo. Si esto es así habrá Ilion para rato. Y eso es una excelente noticia para la industria audiovisual española. Es decir, las cosas bien hechas son rentables.

Ahora que se cuestionan las ayudas del cine, no estaría de más que los planes Avanza, y demás programas de I+D+i empiecen a darse cuenta de que el guión es imprescindible para que la tecnología pueda seguir desarrollándose. Quizá la próxima entrega de Ilion cuente con un guionista europeo o español y todavía sea mejor que Planet 51. El resto del equipo ya lo tienen.

2 comentarios:

  1. Hola Antonio...
    curioso, muy curioso lo que comentas. Antes de nada agradecerte tu valoracion ( y la mención, por que todos nos buscamos en google )ya que tu mismo has mencionado que en EEUU no ha tenido una gran acojida.
    Sobre "los profesionales existen", si, desde luego que existen, pero con una carrera que esta llena de aventuras y de momentos de altos riesgos. La estabilidad en esta profesion a nivel nacional, no existe. Desafortunadamente para Ilion y para todos nosotros, Ilion hoy por hoy no tiene "el resto del equipo", lo que es totalmente lógico y viable ya que Ilion ha preferido cubrirse las espaldas y prescindir de la gran mayoria de su equipo esperando a ver cuales son los resultados de su mas que vista en la sopa Planet51.
    Muchos hemos migrado, fuera, algunos consiguiendo contratos estelares en estudios reconocidos, y otros han seguido en España buscandose las castañas. Por que en eso consiste el cine de animacion en españa, " curro y castañas".
    I+d+i , inversion, produccion...las empieza a haber en grandes rasgos, pero hay algo mas que necesitamos para que las producciones de calidad puedan de retener a su equipo. Ilion es la primera en invertir por un producto destacable, en el que la gente quiere trabajar durante X años, el problema es que no pueden prometer una larga durabilidad. Y esto es normal en españa ... estudio moderadamente grande, con proyectos interesantes de calidad, con continuidad, no hay. Ilion va a por ello, veremos si con la siguiente coje carrerilla para conseguirlo... pero el resto, nanai.
    Ingrediente secreto? no lo se, de momento veo, que españa esa hierba no crece
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Si cuando empecé a trabajar me dicen algún día que podrían existir profesionales como vosotros, Jorge, lo dudaría, pero si me dicen que aparecerían las empresas que han aparecido y que algún día se iba a hacer algo como Planet 51 sencillamente me partiría de risa. Vuestro mérito y el de los empresarios es que habéis sido capaces de alcanzar un nivel increíble teniendo en cuenta la posibilidades del país. Claro que hay que pensar como mínimo a nivel europeo (veo que estás en París), pero si se sigue en esta línea seguro que se consigue. Mucho ánimo y enhorabuena.

    ResponderEliminar

Mi Twitter

    follow me on Twitter