jueves, 17 de diciembre de 2009

Decanos


Si usted estudió en la Universidad española antes de los noventa, cuando las aulas estaban masificadas y los créditos eran sólo cosa de los bancos o de los títulos de las películas, quizá se escandalice ante este estilo de decano de Facultad que sale en el vídeo, un tipo sin corbata, descamisado, que dice tacos y recurre a la provocación para que alguien le haga caso. Los decanos de hoy en día son elegidos por la junta de su Facultad, pero ni tienen demasiado peso en la política de su Universidad ni demasiada capacidad para influir en los profesores, personal administrativo y alumnado del centro. Así que nada más lejos de esos decanos del pasado, distantes e ilustrísimos representantes en la Facultad del poder establecido. Aunque siempre hay sujetos a los que el cargo se les sube a la cabeza, lo habitual es que los decanos actuales sean personas bastante descreídas en medio de una administración que les pide cosas delirantes, en plena transformación del sistema universitario, unos departamentos que tratan de imponer sus conveniencias al margen de las titulaciones e indiferentes a los intereses de los alumnos, y la constante negativa a sus solicitudes de profesorado, medios técnicos, espacio para docencia, etc. Y entonces sólo les queda el derecho a la pataleta, aprovechando que un acto público, una invitación, unas palabras aparentemente protocolarias. Alguien las graba y se suben a la red. Y en apenas unos días consigue miles de visionados. No cambiará nada, pero Juan Carlos Mejuto, decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Vigo, se habrá quedado a gusto. Y a muchos nos ha encantado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi Twitter

    follow me on Twitter