sábado, 23 de enero de 2010

Modern Warfare 2 frente a Avatar



Hace unos días se conocía que el videojuego Call of Duty Modern Warfare 2 había superado la barrera de los mil millones de dólares en venta. La carrera con Avatar como el último intento de la industria cinematográfica para demostrar que aún le queda mucho antes de desaparecer, como dicen los agoreros, es de lo más interesante. Ambos son productos ligeros desde una perspectiva artística, ambos tienen violencia, rollo, digamos, yanqui, espectacularidad y montones de tecnología. El juego no tiene película y la película tiene videojuego, pero desde un punto de vista industrial presentan dos grandes diferencias:

1. La producción de Modern Warfare 2 ha costado cinco veces menos que Avatar y no ha contado ni con una centésima parte de su promoción.

2. La experiencia de ocio de Avatar se acaba a las dos horas cuarenta minutos, la del juego dura horas y horas.

Quizá no son cosas comparables, pero ¿se imaginan lo que logrará la industria del videojuego cuando otros inversores se den cuenta de la rentabilidad y las producciones alcancen la dimensión de Avatar?. El futuro del sector será espectacular.

2 comentarios:

  1. Está claro que la inmersión en 3D para videojuegos es mucho más crítica que para películas, sobre todo por el hecho de que en los juegos uno puede, y espera, interactuar. Desde ese punto de vista será un avance cualitativo mayor cuando se introduzca el 3D en los videojuegos, sólo que la inversión necesaria (para los usuarios) hará que el tema lleve algo de tiempo.
    Me pregunto, de todas formas, con la necesidad de escapismo que genera la sociedad actual y la coyuntura... si la gente no preferirá, hoy en día, gastarse el pastón en los videojuegos y las videoconsolas (cosa que ya está pasando) que en las vacaciones o el coche nuevo... quizás finalmente quede poco tiempo para esto que hace unos años parecía utópico.
    De todas formas el cine 3D que se pudo ver en Avatar a mi me vale. Si quieres diré que me vale por ahora, siendo consciente de que aún falta mejorar cosas... pero para mi fue innegable la mejoría, sobre todo si la comparamos con experiencias 3D antiguas... No flipé ni vi nada ultra-espectacular... pero creo que hay que concederle su mérito. Además la película me gustó, aún a pesar de su ñoñería :).

    ResponderEliminar
  2. Que conste que a mi me gustó también, aunque reconozco que más como atracción tipo Futuroscope que como una película en el sentido clásico. Quiero decir, es como cuando veías por primera vez el Cinerama con La Conquista del Oeste, o escuchabas el Sensorround, yo qué sé, en La batalla de Midway, por ejemplo. Impresiona, pero el recuerdo de este tipo de pelis se desvanece. No sé, para reflexionar, supongo.

    ResponderEliminar

Mi Twitter

    follow me on Twitter