Ir al contenido principal

El pacto social por la educación

El debate se abre. Bien. Es imprescindible. Aquí está el primer borrador de la Propuesta-pacto social por la educación. Algunas cosas son obvias. Otras me gustan, como las constantes menciones al dominio de una lengua "extranjera", especialmente el inglés, y a la formación como un proceso cotinuo. Aunque quizá también sean obvias. Me llama la atención que no cambien el que al acabar el 4º curso de Educación Secundaria Obligatoria el alumno obtenga el título de Graduado. Porque también le llamarán Graduado a los titulados universitarios (les gusta la palabrita). Y me parece interesante que se planteen alternativas a repetir cursos o que se incida en una mayor individualización de la enseñanza, algo clave que debería estar más al alcance que nunca aunque sólo sea por la reducción de la natalidad. Estoy totalmente a favor de la transversalidad y la movilidad, aunque levantará sarpullidos.

En cuanto a las Universidades,  dice cosas generales como:

"...deben adaptarse a las nuevas necesidades socioeconómicas" o que "la formación de nuestros titulados y la producción de conocimiento a través de la investigación son funciones esenciales de las Universidades, las cuales deben participar en la mejora de la competitividad y el crecimiento de nuevos sectores productivos altamente innovadores con el fin de favorecer el cambio de modelo a una economía sostenible basada en el conocimiento.  La Universidad ha de generalizar conocimiento con espíritu emprendedor, fomentar la transformación de los resultados de la investigación y de las patentes en actividad productiva. Ha de ser agente y motor de desarrollo local y territorial de su influencia, facilitar que estos conocimientos y resultados de investigación y estos desarrollos generados se trasladen a la sociedad."

Suena bien, quizá demasiado genérico, pero no está mal.

Tampoco está mal que se pretenda profesionalizar más a los equipos directivos de los centros y facilitar su autonomía. Aunque aparece una propuesta que será controvertida:

"En 6º de Educación Primaria y en 3º de Educación Secundaria Obligatoria se realizará una evaluación de diagnóstico, por parte del Instituto de Evaluación, a todos los estudiantes que estén cursando las respectivas enseñanzas, del grado de adquisición de las competencias básicas correspondientes. Esta evaluación tendrá carácter formativo y orientador para los centros, el profesorado, las familias y el
alumnado".

Y tampoco pasará inadvertida la siguiente propuesta: "Favorecer la libertad de elección de las familias, en el marco de la programación de la administración educativa, facilitándoles una adecuada información sobre los proyectos educativos de cada uno de
los centros públicos y privados concertados de su correspondiente ámbito territorial". La sombra del idioma planea.

Fantástico lo de "promover la cultura del esfuerzo, la exigencia y la responsabilidad personal y reconocerlos e incentivarlos", aunque será controvertido que 4º de la ESO tenga dos perfiles: uno para Bachillerato y otro para FP.

Ojo con las propuestas sobre profesorado, porque tiene tanto de cuestión educativa como laboral, muy bien lo de "Realizar campañas para aumentar la consideración social del profesorado, reconociendo y valorando su labor como elemento indispensable en nuestra sociedad".  Pero si un catedrático cobra menos que un encofrador, mal vamos.

También se habla de dotar de mayor transparencia, eficacia y seguridad jurídica los ahora oscuros (esto es mío) procedimientos de verificación de títulos universitarios de Grado, Master o, y de los sistemas de acreditación del profesorado. De regular el Doctorado, que se está convirtiendo en una especie de casa de locos, de incentivar la internacionalización, el emprendimiento, la creación de empresas, de becas... bien.

Pero sobre todo, tachán, se trata de un intento de estabilidad normativa. Como todos los anteriores, claro, pero a ver si ahora hay ese gran pacto al menos entre los dos partidos mayoritarios. ¿Con qué dinero? La pregunta de siempre, con el mismo porcentaje de PIB que el resto de la Unión Europea. Eso está por ver.

De cualquier forma, adelante con el debate. El acuerdo es urgente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Antonia San Juan no es un hombre

Hay miles de cuestiones sobre las que no tengo opinión, sólo estómago. La identidad sexual es una de ellas. No sé qué pensar ante alguien que duda sobre quién es. Y me quedo desconcertado ante la realidad de que algunos hombres quieren ser mujer o viceversa. O ante el hecho de que a un hombre le atraigan los hombres, a una mujer las mujeres. No tener opinión no significa mucho. La mayoría de las cosas se aceptan, se observan, gustan o no, simplemente están. Si dudo sobre la identidad sexual de una persona, me siento inseguro, como con cualquier duda, pero lo acepto como algo que no es de mi incumbencia salvo, naturalmente, que tenga algún interés sexual en ella o sea un juez deportivo ante uno de esos extraños casos como el de la corredora surafricana Caster Semenya.
Pero no me quiero referir a la atleta sino a una actriz, Antonia San Juan, con la que comparto una homonimia razonable. Aunque escribamos nuestro apellido de forma diferente, ella separado y yo junto, y ella sea Antonia y …

Baby boom, generación Jones, X o Peter Pan

Al diario El País le encanta publicar reportajes de identificación generacional. Es un modo de describir a sus lectores, o al público objetivo al que le gusta dirigirse. Ayer le dedicó un buen espacio la llamada Generación X ahora rebautizada como Peter Pan.
Una generación la componen los padres; otra, los hijos; y otra, los nietos. Osea que debería haber diferencias entre ellas de al menos 20 o 25 años. Pero como los hermanos mayores suelen referirse a los pequeños como "de otra generación" e incluso lo creen los universitarios de cuarto curso respecto a los de primero, el marketing prefiere reducir la diferencia a apenas una década. Así que sociológicamente este tipo de reportajes suelen ser una memez donde lo que se identifica es, más que a una generación, un contexto económico al que se enfrentan los consumidores que comparten un determinado momento vital. Pero son divertidos. Y además sirven para autoreafirmarnos, para creernos diferentes pero a la vez igual a muchos otr…

Radón en el campus, dos años después

Ha pasado un tiempo y la Universidade da Coruña ha tomado medidas sobre la presencia de gas radón en el Campus de Elviña. Medidas políticas, sanitarias y científicas. Ha tranquilizado a muchos. A mí, también. Han sido dos años sin confiar demasiado en que se lo tomasen en serio desde el rectorado. Pero se han ventilado instalaciones, efectuado catas en el subsuelo, chequeos, reformas de obras... y por fin se ha comunicado. Cierto que no es el mejor ejemplo de comunicación de crisis. Aunque tampoco una muestra de que si se gestiona mal el coste sea demasiado alto. A pesar de 12 cánceres de distintos tipos. A pesar de estar afectado un centro educativo, siempre más sensible que otro tipo de escenarios. A pesar de que ha habido muertes. Al final, los seres humanos aceptamos lo razonable.

Cierto que cada vez que entro en el despacho abro la ventana. Pero asumo el riesgo como algo parecido al derivado de la contaminación, desplazarse por carretera, a estar vivo. Llámenle autoengaño. Llámen…