Ir al contenido principal

Intercomunicadores en motos y leyes obsoletas



Entre las múltiples leyes que se redactan, no para ser cumplidas, sino para que puedan utilizarse en contra del administrado cuando sea menester se encuentra la de la prohibición de conducir motos con esos pequeños sistemas intercomunicadores bluetooth que sirven para escuchar el GPS, al acompañante o (para mí una verdadera locura) el teléfono móvil. Como la norma está escrita hace años, podría parecer que la tecnología la había dejado obsoleta, como llevar luces de repuesto en los coches con faros xenón, por poner un ejemplo. Pero resulta que la DGT ha dejado claro que no, que deben multar a cualquier motorista porque el altavocillo, del tamaño de una moneda grande o una ficha de casino, aísla como lo harían unos auriculares en un turismo.

Es verdad que una moto se conduce algo más con el oído que un coche, pero no demasiado. Un buen casco aísla lo mismo que una carrocería. Claro que dentro del turismo hay excelentes aparatos de radio y música, reproductores de DVD y hasta de televisión, teléfonos con manos libres, y hasta cuatro ocupantes que pueden atronar con sus gritos al conductor. Así que en una moto se oye más el tráfico. Siempre. Incluso con el intercomunicador.

Pero es que además el intercomunicador, especialmente conectado con un GPS, facilita la conducción, alerta si se sobrepasa la velocidad máxima, aporta seguridad con escasa visibilidad, permite incluso comunicarse entre dos motos que circulan no demasiado lejos lo que puede ser vital en caso de viajar en grupo. Lo saben bien en las autoescuelas, donde se utilizan para las prácticas de los futuros motoristas. Y lo sabe bien los agentes de Tráfico. Las unas y los otros son los únicos exentos de la prohibición. Los demás, o renunciamos al progreso o nos arriesgamos a ser multados.

Mi única esperanza es el sentido común del funcionario, principalmente Guardia Civil o Policía Local, que sabe mejor que nadie lo que es conducir y qué comportamientos sí son peligrosos para la circulación. Lo lamentable es que no les consulten a la hora de redactar o actualizar normas.

Comentarios

  1. Hola que tal yo creo que las leyes estan para cumpirse y bueno esta muy bueno tu blog te agrego a mis enlaces!
    Si no te es molestia si podrias agregar mi blog
    a tus enlaces!
    http://lasmejoresptcwebs.blogspot.com
    "las mejores ptc" seria de gran ayuda que lo hagas!
    Desde ya gracias! espero tu respuesta! Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Antonia San Juan no es un hombre

Hay miles de cuestiones sobre las que no tengo opinión, sólo estómago. La identidad sexual es una de ellas. No sé qué pensar ante alguien que duda sobre quién es. Y me quedo desconcertado ante la realidad de que algunos hombres quieren ser mujer o viceversa. O ante el hecho de que a un hombre le atraigan los hombres, a una mujer las mujeres. No tener opinión no significa mucho. La mayoría de las cosas se aceptan, se observan, gustan o no, simplemente están. Si dudo sobre la identidad sexual de una persona, me siento inseguro, como con cualquier duda, pero lo acepto como algo que no es de mi incumbencia salvo, naturalmente, que tenga algún interés sexual en ella o sea un juez deportivo ante uno de esos extraños casos como el de la corredora surafricana Caster Semenya.
Pero no me quiero referir a la atleta sino a una actriz, Antonia San Juan, con la que comparto una homonimia razonable. Aunque escribamos nuestro apellido de forma diferente, ella separado y yo junto, y ella sea Antonia y …

Baby boom, generación Jones, X o Peter Pan

Al diario El País le encanta publicar reportajes de identificación generacional. Es un modo de describir a sus lectores, o al público objetivo al que le gusta dirigirse. Ayer le dedicó un buen espacio la llamada Generación X ahora rebautizada como Peter Pan.
Una generación la componen los padres; otra, los hijos; y otra, los nietos. Osea que debería haber diferencias entre ellas de al menos 20 o 25 años. Pero como los hermanos mayores suelen referirse a los pequeños como "de otra generación" e incluso lo creen los universitarios de cuarto curso respecto a los de primero, el marketing prefiere reducir la diferencia a apenas una década. Así que sociológicamente este tipo de reportajes suelen ser una memez donde lo que se identifica es, más que a una generación, un contexto económico al que se enfrentan los consumidores que comparten un determinado momento vital. Pero son divertidos. Y además sirven para autoreafirmarnos, para creernos diferentes pero a la vez igual a muchos otr…

Radón en el campus, dos años después

Ha pasado un tiempo y la Universidade da Coruña ha tomado medidas sobre la presencia de gas radón en el Campus de Elviña. Medidas políticas, sanitarias y científicas. Ha tranquilizado a muchos. A mí, también. Han sido dos años sin confiar demasiado en que se lo tomasen en serio desde el rectorado. Pero se han ventilado instalaciones, efectuado catas en el subsuelo, chequeos, reformas de obras... y por fin se ha comunicado. Cierto que no es el mejor ejemplo de comunicación de crisis. Aunque tampoco una muestra de que si se gestiona mal el coste sea demasiado alto. A pesar de 12 cánceres de distintos tipos. A pesar de estar afectado un centro educativo, siempre más sensible que otro tipo de escenarios. A pesar de que ha habido muertes. Al final, los seres humanos aceptamos lo razonable.

Cierto que cada vez que entro en el despacho abro la ventana. Pero asumo el riesgo como algo parecido al derivado de la contaminación, desplazarse por carretera, a estar vivo. Llámenle autoengaño. Llámen…