jueves, 14 de enero de 2010

Google, China y libertad

Google se enfrenta a China. No va a ganar, pero seguramente tampoco perderá. Demasiados intereses como para que la censura o la libertad de expresión sean cuestiones antagónicas, siempre hay zonas de intersección llevaderas. Por motivos académicos (no es broma), estuve usando con unos compañeros el google chino utilizando un traductor. Buscamos palabras como sexo pero también Dalai Lama. En caracteres latinos y en chino (han simplificado y tradicional), estos fueron los resultados:

Dalai Lama, 11.400.000 resultados en caracteres latinos, en chino 1.390.000
Sex, en inglés, 270.000; y en chino, 169.000.000.

Claro que hay que hacer algunas precisiones. Si usted es español, quizá use sólo Google.es; pero existen muchos otros. En el español, buscando sex aparecen 555.000.000 de referencias. Si tecleamos sexo, son 86 millones. 18,5 millones sólo en España. Si buscamos Dalai Lama, salen más de ocho millones en total, y más de medio millón en español.

En Google.com, Dalai Lama reporta casi ocho millones de resultados. Sex da 551.000.000. Pequeñas y curiosas diferencias, ¿Más eficaz el buscador español que el internacional?

Otra palabra controvertida: Al Qaeda.

En Google.com: 17,600,000.
En Google.es: 27.600.000.
En Google.co.ve (Venezuela, es un ejemplo): 27.900.000. En el francés: 28.000.000. En el alemán: 71.700.000. En Google china, con caracteres latinos: 19.300.000.

¿Censura en Estados Unidos o en el Google en inglés?

¿Jugamos a explicaciones técnicas, a poner comillas, cambiamos de navegadores, de número ip, borramos cookies, con o sin usario registrado? ¿Y si utilizamos otros buscadores, el chino Baidu, el de Microsoft, Yahoo?, ¿buscamos explicaciones idiomáticas?

Que nadie entienda, por favor, que estoy tratando de defender el régimen chino, ni mucho menos pretendo equipararlo con la manipulación que todos los sistemas hacen de sus búsquedas (son categorías incomparables). Sólo digo que la falta de transparencia permite todo tipo de maniobras, honradas o no, basadas en cuestiones técnicas o no, independientes o no.

La importancia de los buscadores en la Red para la libertad de información ha llegado a tal nivel que seguramente habría que tratar la cuestión de una manera más pública, sin truquitos de SEO, algoritmos literarios, contabilidades de audiencias extrañas o gurús quirománticos. Claro que Google tiene razón en China. Claro que los usuarios están indefensos ante Google, sólo pueden confiar ciegamente. Casi como los chinos en sus autoridades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi Twitter

    follow me on Twitter