martes, 12 de octubre de 2010

Por qué Irlanda saldrá de la crisis antes que España

Llámenle pálpito, si quieren, pero para mí que países como Irlanda van a salir de la crisis mejor que España. Días atrás necesitaba hacer unos trabajos en casa y el que me dio el presupuesto más asequible, con muchísima diferencia y aún así no muy barato, me lo explicaba: es que la gente prefiere trabajar cinco días al mes y cobrar 2.000 euros por una chapuza que trabajar 20 días y ganar 4.000, es lógico ¿no?, me decía. O sea que, en la lógica española, preferimos perder clientes y no bajar los precios, porque si ganamos menos también trabajamos menos. Por motivos como este no bajan tanto como debieran los precios de los alquileres, de los pisos, ni la mano de obra, ni las materias primas, ni los servicios... ni el precio del dinero.

En Irlanda, al parecer y por sólo poner un ejemplo, los alquileres han bajado en un año un 40 por ciento. ¿Se imaginan cómo se dinamizaría el mercado si aquí ocurriera lo mismo? Alquileres rebajados de 1.000 euros a 600; de 500 euros a 300. Pues entonces yo no lo alquilo, diría un propietario español.  ¿Es una condición genética de nuestro mercado la cabezonería de no bajar los precios cuando baja la demanda? Quizá más que del mercado es de nuestro carácter personal: somos orgullosos, aunque no podamos, somos pijos, nos resistimos... Bueno, lo malo es que nos negamos a bajar pero somos rapidísimos subiendo y, lo que es más curioso, pagando al alza, con hipotecas delirantes, igual que en Irlanda. Solo que ellos sí se adaptan a los malos tiempos.

Estos días ha circulado por la red un reportaje que compara lo que gana un peón del metal por convenio con un ingeniero o licenciado. Sorprendentemente parecido. El tema no es nuevo. El igualitarismo salarial e incluso las diferencias a favor de los puestos menos cualificados por horas extras (los profesionales no cobran horas) o por flexibilidad laboral (me llevo a los encofradores de la obra de al lado pero no me llevo al arquitecto), ha llevado a ridiculizar a los universitarios frente a los camareros de chiringuitos. Ahora el chiringuito es nuestra mejor aportación al I+D mundial.

Así que no lo dude, en la medida de lo posible, pida al menos medio docena de presupuestos para pintar un dormitorio o reparar un tejado. Con suerte, con mucha suerte, uno de cada seis utilizará la política de los irlandeses, el resto, aunque esté en el paro y por mucha crisis que haya, calculará por arriba, en función de que lo que cree que usted puede pagar, viendo el coche que tiene aparcado a su puerta, la decoración de su casa o si habla como un universitario. Si cuela, cuela, y si no, no trabaja y punto. Seguimos siendo el país de Rinconete y Cortadillo,

1 comentario:

  1. Y eso por no hablar de la economía sumergida. Porque el tal chapuzas que gana los 2000 euros por las 5 horas, declarará 100 (con suerte) o tal vez nada y estará cobrando mientras del paro. ¿Si o si? :)

    ResponderEliminar

Mi Twitter

    follow me on Twitter