lunes, 6 de julio de 2009

"No podemos dar más fondos a las Universidades" y Bolonia nace muerta

Cuando era más joven, al discutir de política uno de los ejemplos que utilizábamos para saber si nos identificábamos con la izquierda o la derecha consistía en plantear: tú tienes un presupuesto público de 100, que porcentaje le darías a la educación, la sanidad, la seguridad y la defensa. Nos olvidábamos de muchas partidas, entre otras, mira tú por dónde, la que más gusta a los políticos: la de obras públicas. Sería porque las carreteras nos parecerían de centro, digo yo, porque entonces casi todas empezaban en Madrid. Está de más decir que los de derechas abogaban por más dinero en seguridad y defensa y los de izquierdas en educación y sanidad. Claro que en España aún no gobernaban los socialistas, a Felipe González me refiero, con sus Boyer, Solchaga o Solbes, expertos en difuminar todas las barreras ideológicas.

Banderas "gratis total" al margen (bodas homosexuales, aborto, paridad, etc), los políticos de ahora parecerían todos del mismo partido: ninguno se atrevería a decir públicamente que está a favor de reducir, por ejemplo, los presupuestos de educación y sanidad. Pero se quedan tan tranquilos afirmando cosas como "no podemos dar más fondos a las Universidades".

Es posible que crean que la salida a la crisis pasa por vender más coches o motos, por rescatar bancos o cajas de ahorro, o dejar que los ayuntamientos tengan dinero durante unos meses para arreglar unas cuantas aceras. Quizá crean que el futuro de España pasa por ser un país hostelero, saltando de Xacobeo a Expo y de Expo a Juegos Olímpicos y tiro por que me toca. Si se acercan a la educación piensan en pizarras digitales, que es algo así como pensar en las sillas o en las gomas de borrar pero "en guay".

Si usted es conservador, podrá decir: es que estos socialistas son... etc, etc. Lo malo es que si es socialista también tiene con quien meterse. En este caso el conselleiro de Educación de la Xunta de Galicia, que parece que no importa quien sea (un profesor universitario), ni de qué partido (PP), porque sus declaraciones las podría pronunciar cualquier otro, eso sí, de la Universidad no de la educación:

¿Podrán afrontar las universidades gallegas el reto de Bolonia con la financiación actual?, preguntaba el periodista.

"Deben afrontarlo –contestó–. La semana pasada, el presidente anunció que se destinarán 500.000 euros para apoyar a las universidades. Los rectores tienen que entender y hacerse cargo de la situación de crisis que vivimos. Ahora podemos tener todas las buenas intenciones del mundo, pero no podemos aportar más fondos. Reconozco el esfuerzo de las universidades, que están apoyando Bolonia sin recibir nada a cambio, y el entendimiento con los rectores es total".

Medio millón de euros, hay pisos más caros.

Pero yo me quedé muy tranquilo. Si los rectores lo entienden...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi Twitter

    follow me on Twitter