viernes, 23 de octubre de 2009

Videos virales y la aparente sencillez



Si ayer me hacía eco de una selección de los mejores vídeos virales del año (y aún quedan unos meses), hoy simplemente quería referirme al fenómeno como una demostración de que no es necesario dedicar demasiados medios materiales para lograr un gran impacto. Sin duda, los auténticos videos virales evidencian que el audiovisual puede arrasar simplemente con creatividad y simpatía. Pero cada vez surgen ejemplos, como el de esta campaña, o como el vídeo de Samsung de ayer, donde tras la apariencia de sencillez se esconde un despliegue considerable de profesionalidad y recursos. Las nuevas formas de publicidad están sabiendo adaptarse al medio, al tipo de audiencia, y todavía está casi todo por hacer.

Y esto viene a cuento porque los otros dos grandes códigos de la comunicación, el informativo y el entretenimiento, en términos de producción audiovisual barata, es decir, económica, todavía no están consiguiendo éxitos comparables. Una de las esperanzas que tiene la televisión local, tanto por IP como por TDT, es que sea capaz de producir a bajísimo coste, pero con la suficiente creatividad. Pero naturalmente no es lo mismo crear un vídeo viral de éxito que crear un formato viral de éxito, o uno contenido sometido a la presión de la producción diaria con suficiente repercusión. Aún así se han hecho cosas. Prometo otro día traer unos cuantos ejemplos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi Twitter

    follow me on Twitter