jueves, 8 de octubre de 2009

Teen buzz, mosquitotone, zumbitone y los imbéciles

Hubo una vez un tipo que al parecer inventó un sonido imperceptible para los mayores de 30 años. Su intención era, no se lo pierdan, que los estudiantes pudieran escuchar el zumbido de su móvil en clase sin que el profesor se percatara. Ahora resulta que el cacharro se utiliza para "disolver" concentraciones humanas. Jóvenes, claro. Y que incluso hay quien va haciendo performance por ahí adelante para "provocar" el debate. La prensa, naturalmente, le da cancha y aparece la palabra botellón. Genial, oiga.

Me van a perdonar, pero no sé quién es más imbécil. Está bien, quizá el inventor. Para qué discutirlo.

Hombre, en su defensa podríamos decir que su objetivo era noble. Hay unos unos cuantos problemas de la humanidad que deben resolverse cuanto antes: el hambre, las guerras, las enfermedades, poder hablar por el móvil en clase...

En cuanto al de la performance, menos mal que no se ha enterado al parecer de que existen collares para perros que... en fin, para qué dar explicaciones. Vamos, que hay miles de artefactos con los que montar el sarao. Así que si le funciona el espectáculo tiene trabajo para años. Quizá éste sea el listo de la historia.

Y en cuanto a la prensa que le da cancha, a los políticos que salen a desmentir, y a los cabronzuelos que asocian estos juguetitos con el botellón (y mira que me toca las narices, pero ese es otro tema) pues hombre, no quiero faltar a nadie. Así que tampoco voy a poner enlaces, ni citar marcas comerciales.

Bueno, vale, lean aquí algo más. Y si tiene ganas de probar el estado de su oído (suponiendo que se fíe de estos tipos) pues entre aquí. Si es que yo tampoco tengo arreglo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi Twitter

    follow me on Twitter