miércoles, 21 de octubre de 2009

Oportunidades de negocio

El último informe sobre Medios y Entretenimiento de Pricewaterhousecoopers augura un futuro relativamente optimista para el sector. Ni la televisión ni la prensa sufrirán un deterioro tan preocupante y brusco como sostienen los más agoreros, ni el desarrollo de los medios digitales y móviles será tan espectacular como cabría imaginar, a veces por cuestiones técnicas tales como el ancho de banda y a veces porque determinadas decisiones estratégicas por parte de los productores no acaban de llegar, como por ejemplo aplicar recortes significativos al precio del contenido digital.

El periodo analizado va de 2009 a 2013, en él estamos. Nadie se va a atrever a plasmar en un informe nada demasiado radical tanto por la inmediatez como por la crisis económica y todas sus incertidumbres. Así que sin lanzar campanas al vuelo ni anunciar muertes inminentes, destaca la contundencia de algunas de las previsiones que se convierten en aparentes oportunidades de negocio.

Dicho de otro modo, si yo tuviera dinero para invertir en el sector no me dedicaría a la televisión, ni generalista, ni de pago, ni TDT, ni en móvil, ni siquiera en IPTV. No me arriesgaría demasiado en el cine, ni aunque sea en 3D, ni en el prometedor mercado del libro digital, al menos mientras no pudiera ofrecer unos precios claramente más bajos que las versiones de papel. Me dedicaría a la publicidad en Internet, tanto en vídeo como en contenidos de prensa digital (ojo a este punto), con un capítulo especial dedicado a todo lo que se refiera al acceso a través de teléfonos inteligentes o smartphones.

Y por encima de cualquier otra cosa me centraría en la publicidad en videojuegos utilizados en consolas de todo tipo aunque siempre con conexión online.

Y es que según la consultora PWC, a pesar del relativo optimismo, los sectores maduros sólo permiten el conservadurismo del gran capital, tanto en el caso de los que pueden ir a mejor, como la tele o el editorial, como los que van a peor, revistas y diarios en papel. Lo malo de este futuro dibujado es que esos conservadores aplazarán sus decisiones de adaptarse al nuevo entorno, y, por utilizar la clásica matriz del Boston Consulting Group, ordeñarán sus productos vaca (poco crecimiento y gran participación de mercado, como los canales generalistas), se resistirán a matar a sus productos perro de toda la vida (con poco crecimiento y poca participación, como las revistas), no se atreverán a apostar por los niños problema (con grandes posibilidades de crecimiento pero todavía pequeños, como la alta definición o la IPTV) y seguirán sin saber cuáles son sus productos estrella (esos que crecen y copan el mercado).

Así que habrá que mirar al sector más prometedor. Son los videojuegos. Y apenas se sabe nada de cómo hacer buenas campañas en esos soportes. El que primero lo logre, se forrará. Si el informe tiene razón, será un gran negocio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi Twitter

    follow me on Twitter