sábado, 28 de noviembre de 2009

Derechas e izquierdas

No hace mucho, mi hijo mayor me preguntó qué era ser de derechas o de izquierdas. Se lo expliqué lo mejor que pude. Y no fue fácil adaptarlo a los oídos de un niño. En realidad me resultaba difícil explicarlo incluso sin adaptaciones. Ahí va mi intento, que es sábado y me he quedado solo en casa.

Sin pretender ser maniqueo pero atendiendo un poco a los tópicos, se supone que los de derechas o los conservadores mayoritariamente:

defienden la ausencia de regulación de los mercados, la reducción de la presencia del Estado en la economía y las privatizaciones,
quieren abaratar lo más posible el despido y reducir la cotización a la seguridad social,
suelen apoyarse en principios religiosos aunque no los cumplan,
les encantan las fronteras para unas cosas y las odian para otras,
les molesta la inmigración, los de otras razas, los de otras culturas, los de otros idiomas, la protección social universal, les ponen nerviosos las pintas raras, los homosexuales (a pesar de que sean de derechas),
creen que el subdesarrollo esta causado por la incapacidad de los subdesarrollados,
muchos están a favor de la pena de muerte y de la penalización del aborto,
son partidarios de la mano dura, del ojo por ojo y diente por diente, de aumentar las penas de cárcel,
son en general gente de orden y de uniformes, son jerárquicos,
tienen muy claro el concepto de nación o patria,
no suelen ser partidarios de subvencionar la cultura pero sí la educación privada,
prefieren el poder económico al poder político
y abogan por la desigualdad en los niveles de vida o renta de las personas como motor social …

Claro que se puede no estar totalmente de acuerdo con todo y ser de derechas. Y se puede compartir alguna que otra cosa y ser de izquierdas. Naturalmente.

¿Qué se supone que piensan los progresistas? Pues lo contrario, o casi.

Creen que los mercados deben estar regulados, que el Estado debe tener una mayor presencia en la economía, creen en la empresa y el servicio público, les encantaría impedir el despido, garantizar la universalidad de la seguridad social, pasan de religión aunque muchas veces cumplen sus principios, odian las fronteras aunque algunos también las adoran, creen en la inmigración, en la diversidad racial y cultural, en cuanto a los idiomas son igual que los de derechas aunque apoyan las lenguas minoritarias, les gustan las pintas raras, dicen aceptar la homosexualidad, están en contra de la pena de muerte y a favor de despenalizar en aborto, tienden a culpar del subdesarrollo a los países desarrollados, tratan de analizar el origen del delito y pueden llegar a entender al delincuente con la esperanza de redimirlo, reeducarlo, salvarlo. Odian los uniformes, aunque acaban usando uniformes alternativos, algunos son tan patriotas y nacionalistas como los conservadores pero de patrias y naciones diferentes, generalmente centrífugas. Les gusta más subvencionar la cultura que la educación, sobre la que defienden la titularidad pública. Prefieren el poder político al económico y argumentan que el mejor avance social es la igualdad en los niveles de renta de las personas.

Todo esto resulta muy curioso porque el modelo de discurso de un país occidental europeo se parece más al de la izquierda digamos socialdemócrata que al de la derecha, como lo demuestra el hecho de que por ejemplo Zapatero lo proclame a los cuatro vientos mientras que Rajoy no le guste decir con claridad que es de derechas, incluso puede que no se sienta de derechas. Sin embargo la práctica social, al margen del discurso, aplica sin discusión digamos el capitalismo de la Escuela de Chicago. Así que vivimos en una sociedad conservadora con un discurso progresista.

Hombre, a mi hijo se lo dije con otras palabras.

Y a mí menos mal que me queda el resto del mundo no europeo para entenderlo.

2 comentarios:

  1. Me ha encantado esa lista de tópicos, que por desgracias es lo que se entiende aquí por ser de derechas... lo digo porque en otros paises como Inglaterra la derecha es como mucho más sana y digna.

    Pero vamos, aprovecho para ponerte el link a una página genial que ayudará a entender de manera humorística ser de derechas. En serio, me reí muchísimo y el que sea de derechas... es posible que se ría, pero no tanto:

    http://www.humordederechas.com/

    Y de momento nada más, ya te comentaré en otra ocasión y un saludo.

    PD: La página no es mía, así que solo hago propaganda de boca a boca :P

    ResponderEliminar
  2. Hombre, hay cosas que no comparto de esa lista de tópicos de la derecha pero no pretendía que pareciera menos sana o digna que la derecha de otros países.Si piensas por ejemplo en términos estadounidenses, lo que aquí consideramos conservador para ellos es casi demócrata. Todo es relativo.

    ResponderEliminar

Mi Twitter

    follow me on Twitter