sábado, 23 de mayo de 2009

Despedida de un decano

Nota previa: el texto que sigue es un extracto escrito hace dos meses cuando abandoné el cargo de decano de mi facultad. Lo publico ahora y seguro que me arrepentiré.


En los últimos seis años de vida profesional, el proyecto que ha ocupado mi tiempo ha sido la puesta en marcha de la Facultad de Ciencias da Comunicación de la Universidade da Coruña.

La titulación que imparte, la Licenciatura en Comunicación Audiovisual, nació a medias, como por la puerta de atrás, como un segundo ciclo de dos años cuando ya se sabía que Bolonia sustituiría este sistema por los Grados de cuatro.

El gobierno autonómico aprobó su inclusión en el mapa gallego de titulaciones en una especie de café para todos: si se daba en A Coruña había que ofrecerla también en Santiago y Pontevedra, eso sí, si al norte era un segundo ciclo, al sur era un título compartido pero completo. También se sabía que Bolonia iba a acabar con esa particular argucia.

Las titulaciones de Comunicación se implantaron en Galicia con un pacto territorial tan absurdo como cualquier otro. Compostela tendría Periodismo; Pontevedra, Relaciones Públicas y Publicidad; y Coruña, Comunicación Audiovisual. Las dos primeras se pusieron en marcha rápidamente. La tercera fue el último asunto que trató un rector, casi fundador de la universidad coruñesa, en su mandato de prórroga, justo antes de su jubilación, doce años después. Había pasado tanto tiempo que nadie quería acordarse de respetar el pacto.

Se habían perdido los mejores años de demografía estudiantil, los años en los que una simple escuela de Formación Profesional acogía incluso a licenciados universitarios, tal era la demanda de estudios audiovisuales. Aspiró a convertirse en una especie de escuela de cine, pero era una utopía que no se podía mantener dentro del sistema educativo público.

La inesperada competencia de Santiago y Pontevedra planteó un reparto de "orientaciones": producción, realización y guión para la titulación compartida; el segundo ciclo coruñés se orientó a medios digitales y animación 3D. Esto implicaba que se podría llenar de profesores de Informática en vez de Comunicación, algo que gustaba mucho a algunos porque se podía convertir en una Licenciatura colonizada, donde colocar excedentes de departamento. Miserias internas de la Universidad.

Por si fuera poco, el nuevo equipo rectoral se mostraba incapaz de ver la oportunidad de lucimiento que se les abría ante sus ojos y, lejos de capitalizar la titulación, la trasladaron de las instalaciones en el centro de la ciudad, en la antigua escuela de Magisterio (que ahora sí reforman para actividades culturales) y la invisibilizaron en la planta baja de Sociología. Como ya era previsible, el edificio se quedará pequeño en unos meses al ampliar de dos a cuatro los cursos con el Grado en Comunicación Audiovisual. Y ni siquiera se han acabado los trabajos iniciales de acondicionamiento para que dos Facultades compartan el edificio. Mientras tanto se ha concluido otro edificio para tecnologías de la comunicación en cuya primera piedra se anunciaba a la prensa que sería la futura Facultad de Ciencias da Comunicación.

La cuestión política flotaba en el ambiente. A pesar de que el cuadro docente está compuesto por gente que va desde la Mesa de Normalización Lingüística y sindicatos de izquierda nacionalista, hasta miembros del Opus Dei, pasando por personas totalmente independientes, progresistas y hasta profundamente despolitizadas por descreimiento brutal, a pesar de ello, algunos miembros del equipo rectoral decidieron que impulsar Comunicación Audiovisual, tal y como hacen por pura promoción todas las Universidades que ofertan el título, era peligroso y, además, les hacía trabajar a favor de algo en lo que ninguno parecía beneficiarse personalmente.

Y sin embargo, el proyecto está funcionando. Gracias, como casi siempre, a las personas, a los estudiantes, con trabajos de calidad, y con imaginación. Una alumna de las primera promoción la llamó "la Facultad de las ideas", siempre me ha parecido la mejor definición.

El curso que viene, 2009-2010, se pondrá en marcha el nuevo Grado. Será como empezar de nuevo, aunque la Licenciatura se mantendrá unos años más. Existe un nuevo decano con ganas de dar mucha guerra defendiendo los intereses del centro. Yo doy un paso a un lado, aunque seguiré trabajando desde la segunda línea. Así que este texto no es una despedida, sino el intento de levantar acta de lo ocurrido. Algún día verá la luz para el que le interese y, sobre todo, para el que pueda sentirse molesto. Y mira que me he mordido la lengua, digo la tecla.

2 comentarios:

  1. La Eis ha sido la iniciativa más importante en relación con la formación de profesionales para el sector audiovisual en Galicia.

    Estaba dirigida por gentes de talento, con un cuadro de profesores excelentes y una política interna tolerante, activa y que estimulaba a los alumnos.

    Algunos no pudimos acceder por los pelos y lo lamentaremos toda la vida. Hubimos que gastar nuestro particular "Potosí" en másteres y escuelas de cine "capitalinas” de fuera de Galicia para intentar acceder a un nivel de formación semejante. Un coste económico brutal para intentar equipararnos a aquello que ya teníamos.

    La Eis fue una utopía y mientras duró formó una generación de profesionales de primer nivel. Mi opinión es que los que llegamos después lo tenemos muy difícil para competir con ellos.

    Lamentablemente cuando fuimos admitidos, Aquello era un centro de formación profesional impartido por funcionarios con una formación mínima, esa es la lamentable situación actual.

    Dicho con todos los respetos, existe una diferencia brutal entre los licenciados salidos de las facultades y aquellos alumnos que actualmente, ocupan cuadros medios y de dirección en el sector. (Al menos, eso he percibido personalmente)

    Ojala los aires europeos de Bolonia den el empuje preciso a las facultades. Sería de justicia para los que habéis planteado unos cimientos para una formación universitaria de calida en esto del audiovisual. Algunos intentamos ahora incorporarnos a esa tarea.

    Felicidades por el Blog, es muy entretenido y siempre se aprenden cosas nuevas.

    Si te parece bien me pasearé por aquí más a menudo, con la intención de generar debate y continuar aprendiendo.

    Un saludo

    Adolfo Ponte.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. Para mí será un placer debatir y aprender juntos.

    ResponderEliminar

Mi Twitter

    follow me on Twitter