viernes, 4 de septiembre de 2009

La Loba Shakira

No lo he podido evitar. Olvide la música y los contoneos. Mejor, ni se la imagine.

Sigilosa al pasar
Sigilosa al pasar
Esa loba es especial
Mírala, caminar, caminar

¿Reconoce la letra? A mí casi me resultaría imposible.

Quién no ha querido a una diosa licántropa
En el ardor de una noche romántica
Mis aullidos son el llamado
Yo quiero un lobo domesticado

Es que pararse en alguna letra popera a veces depara sorpresas.

Por fin he encontrado un remedio infalible que borre del todo la culpa
No pienso quedarme a tu lado mirando la tele y oyendo disculpas
la vida me ha dado un hambre voraz y tu apenas me das caramelos
Me voy con mis piernas y mi juventud por ahí aunque te maten los celos

Sé que sólo es ritmo fácil, sin pretensiones, que no hay que tomárselo en serio.

Una loba en el armario
Tiene ganas de salir
Deja que se coma el barrio
Antes de irte a dormir

Que son palabras pensadas para sonar arrimadas con arreglos, sílabas enlazadas coronando un pastelillo de comida rápida.

Tengo tacones de aguja magnética
Para dejar a la manada frenética
La luna llena como una fruta
No da consejos ni los escucha

Y que la modernidad incluye una pizca de provocación.

Llevo conmigo un radar especial para localizar solteros
Si acaso me meto en aprietos también llevo el número de los bomberos
ni tipos muy lindos ni divos, ni niños ricos yo se lo que quiero
pasarla muy bien y portarme muy mal en los brazos de algún caballero

Pero, con toda sinceridad, a veces escuchando algunas cosas como

Cuando son casi la una la loba en celo saluda a la luna
Duda si andar por la calle o entrar en un bar a probar fortuna
Ya está sentada en su mesa y pone la mira en su próxima presa
Pobre del desprevenido que no se esperaba una de esas.

Eliminando unos cuantos detalles, algunos no poco importantes como el evidente encanto de la artista o su mérito coreográfico

Sigilosa al pasar.
Sigilosa al pasar
Esa loba es especial
Mírala caminar, caminar

Creo que el letrista debe ser el mismo que hacía cuplés en los años treinta o revista de cabaret en el Madrid del destape. No estamos muy lejos de Landa, Esteso o Pajares. Eso sí, con otro ritmo, ay Babilonio, qué mareo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi Twitter

    follow me on Twitter