lunes, 31 de mayo de 2010

Tabaco



Fui fumador hace ya algunos años. 17 años y 26 días, para ser exactos. Dejarlo fue una de mis mayores victorias, como sólo son las que libras contra ti mismo. Ahora la habitación de mi hijo huele a tabaco y un chaval que se cree un machote, el pobre imbécil, fuma encima del tejado, un par de casas más abajo de la mía. Ayer vi a Moncho Alpuente, uno de los adalides de la libertad del fumador, en la televisión. Debe estar enfermo, al menos su aspecto no era muy saludable. Hoy me encontré este vídeo en Youtube. Y me acordé de que no había celebrado mi particular aniversario. Perdón por el detalle personal, que no le importa a nadie. Pero a algunos padres es pa matarlos. A ver si llega la prohibición total de los espacios públicos cerrados. Algo es algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi Twitter

    follow me on Twitter