jueves, 27 de mayo de 2010

Apple, más "valioso" que Microsoft

Soy de Apple, no de Microsoft. Qué se le va a hacer. Es como ser de Pepsi en vez de Coca-Cola, de los Rolling en vez de los Beatles, de Nesquick en vez de Cola-Cao, de baloncesto en vez de fútbol o de motos en vez de coches. Pero no alinearse con la opción mayoritaria tampoco dice mucho de uno, porque hace el juego a este puñetero mundo binario, en blanco y negro, sin vías alternativas que tomar en consideración.

Pero forofismos al margen, el hecho, quizá puntual, de que Apple haya superado a Microsoft en valor bursátil podría compararse a cuando Microsoft superó a General Motors. No tanto porque implique el mismo cambio entre la "industria de átomos" y la "industria de bits", como decía Negroponte, sino porque confirma que la nueva economía juega con el valor de marca tanto como con la I+D y el diseño industrial. Justo ahora, con el iPad, que mañana comienza a comercializarse en España, se demuestra el fenómeno, aunque en realidad todo Apple, con sus múltiples fracasos y aciertos, es un ejemplo vivo. ¿Por qué Microsoft no? Porque no logra la misma satisfacción de sus clientes, sino una simple mayoría abrumadora de resignados, conformistas y conservadores con la opción "de todo el mundo".

Claro que es un espejismo. El líder es el líder, hasta que se desmorona, eso sí, como le ocurrió a IBM. Pero el valor de los intagibles, efímeros, voluptuosos, junto con el producto físico deseable y con el estilo de moda, cotizan al alza. Es toda una esperanza para los que, como Serrat, íbamos con los indios en vez de con Custer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi Twitter

    follow me on Twitter