jueves, 25 de marzo de 2010

El cineforum empresarial

Me invitaron ayer por primera vez a uno. La película era Shutter Island, la última de Scorsese, una mezcla de Los renglones torcidos de Dios con Una mente maravillosa, pasando por constantes homenajes a Vértigo, Laura, El sexto sentido, o Los otros, por citar algunas referencias. Vamos, que la película no era muy original, pero lo suficientemente efectista como para que a los asistentes les gustara. Aunque era una simple excusa para hablar de gestión de recursos humanos, de empresa, de motivación, de felicidad, de resiliencia, de psicología industrial, de coaching. Toda una experiencia.

Acostumbrado como estoy a los alumnos de comunicación audiovisual, a mis compañeros y a mis propios ojos deformados por la profesión, asistir a un cineforum con empresarios o directivos, entiendo que aficionados al cine aunque no necesariamente, con ganas de hacer una interpretación de la película aproximándose a cuestiones de su ámbito laboral, realmente me resultó muy curioso, un pequeño placer.

Así que por mi parte adelante con la iniciativa, el cine como excusa para la reflexión, nada nuevo pero siempre útil. A veces no hace falta inventar dinámicas originales, basta con lograr un rato agradable donde conversar de los temas comunes. Recuperar la plaza, la tertulia. Eso que cada vez nos cuesta más. Eso sí, se me ocurren mejores títulos que esta obra menor de Scorsese. Pero casi es lo de menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi Twitter

    follow me on Twitter