miércoles, 23 de junio de 2010

Pringaos padres

Es un decir. No tengo hijos porque ya habrá tiempo, porque además de gasto significa compromiso, porque soy joven a mis treinta y.. o a mis cuarenta y..., porque no quiero ser adulto, aburrido, porque me ata a mi pareja, porque no encuentro a la pareja adecuada, porque todas o todos son iguales, menos yo, porque trabajo mucho, porque no tengo trabajo, porque me gusta colocarme de vez en cuando, porque prefiero viajar y vivir en casa de mis padres, porque no puedo vivir como mis padres, porque no estoy seguro, porque soy Peter Pan, porque los voy a querer tanto como esos padres que no hacen otra cosa que adorarlos, transportarlos, vociferar en las gradas, pagar deportes, actividades, academias, campamentos y quejarse de lo largas que son las vacaciones escolares, porque hay divorcio pero con hijos...uf, hijo, hijos, qué pringao es tener hijos. ¿Tener? Ah, bueno, llega un momento en que si hablamos de tener, lo que se dice tener, pues sí hombre, como quien tiene un cachorro, mono, listísimo, una propiedad más. Bueno, ya llegará ese momento. Ahora, sencillamente, no puedo. Es la crisis.

1 comentario:

Mi Twitter

    follow me on Twitter