jueves, 1 de julio de 2010

Además de recortar, soluciones

Primer día de nuevo IVA, han ingresado las nóminas con los descensos salariales, las subidas del gas, las rebajas en las tiendas. Llega la hora de la verdad. ¿Recaudarán más las arcas públicas o ocurrirá como el conflicto del Metro de Madrid cuya huelga ya ha hecho perder todo lo que se pretendía ahorrar con la bajadas de sueldos?, ¿qué hará usted?, ¿consumirá menos, redondeará precios, trabajará más, se irá igual de vacaciones, le echará imaginación, pensará en dimensiones locales o internacionales, moverá sus ahorros si los tiene, cree que no es para tanto, cree que es para mucho más...?

Incentivar el consumo o recortar gastos. Para los ciudadanos, puede ser la disyuntiva. Pero el Estado no es un ciudadano, ni siquiera una empresa. Simplemente parece que se ha acabado la posibilidad de elegir porque sólo sabe incentivar el consumo gastando. Ya nadie habla de refundar el capitalismo, ya sólo se habla de resistir, de empequeñecer el Estado del bienestar. ¿Y qué ocurrirá después? El ciclo se acabará, como los anteriores. La inmensa mayoría de las personas seremos más pobres y, si eso es malo, lo peor es que no tendremos más posibilidades de recuperar nuestro antiguo nivel adquisitivo que con la especulación, sea de la clase que sea, o con el turismo. Ni un atisbo de economía productiva.

Y es que el gran debate sigue pendiente. Aunque todas estas medidas de recorte sirvan para algo, seguirán siendo insuficientes si no se aborda el futuro inmediato, el medio plazo y el largo. Subir IVA, bajar sueldos, congelar pensiones... para eso no se necesita demasiada inteligencia. Para encontrar soluciones sí. Ese es el problema.

3 comentarios:

  1. Preclaro...como siempre.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Ya no sé ni cómo darte las gracias por seguir ahí y por tus comentarios, un saludo

    ResponderEliminar
  3. Los grandes debates siempre seguirán pendientes, entre otros motivos porque ya no hay referentes intelectuales, tipo Saramago, que los remuevan y sacudan, y porque el poder utiliza hábil y rápidamente los mass media para solapar cualquier atisbo de reflexión introduciendo nuevas cortinas de humo propagandísticas o "informativas". En una palabra, la cuestión es confundir. Apertas

    ResponderEliminar

Mi Twitter

    follow me on Twitter