viernes, 11 de febrero de 2011

Dudas de editores de periódicos

Los editores europeos no se llevan bien con el iPad. No me extraña. Lo que puede ser su penúltima esperanza se convierte en un verdadero quebradero de cabeza. Las dudas son muchas. ¿Cobrar o no?, y si es sí ¿cuánto?, ¿venta al número o suscripción?, ¿venta en lote con otras publicaciones?, ¿cambiar al quiosquero por Apple?, ¿prefieren hacer versiones para varias tiendas como la nueva de Yahoo, la de Google o BlueVia de Telefónica?, ¿tienen que ofrecer versiones para iPad, android, ereader... o se 'casan' sólo con una plataforma?, ¿buscan nuevos lectores o reconvierten a los que tienen?, dicho de otro modo ¿llevar lectores del papel a la pantalla o internautas interactivos y multimedia a la lectura sin tanta distracción?, ¿trasladan los ahorros de la impresión y distribución del papel a los lectores o a las redacciones?, ¿solo texto y fotografía o también vídeos y enlaces a la web y en especial a las redes sociales?, ¿diseño gráfico mejorado o animaciones y audio y todas cuantas cosas pueda añadir la tecnología?, ¿edición diaria o actualizada permanentemente?, y ¿a qué velocidad?, quiero decir, ¿cuándo empiezan a hacer la apuesta, cuando Apple les obligue, cuando las rotativas se vayan estropeando, cuando las entradas a su web vía tabletas sean diariamente 1.000; 10.000, 100.000? Y entonces ¿qué hacen?, ¿le regalan de golpe una tableta a todos sus suscriptores y se ahorran el reparto?, ¿se adelantan a la competencia o esperan a ver qué pasa?, y ¿qué deciden con la versión web?, ¿eliminarla, reducirla, rediseñar el planteamiento? Con el papel la cosa parece más clara: menos páginas, más color, menos rotativas por kilómetro cuadrado y así quizá hasta su desaparición o por lo menos una presencia muy limitada. Pero son costes hundidos y hay que ordeñarlos, como los barcos de vela y después los de vapor, o lo viejos hoteles, las barreras de entrada se han convertido en barreras de salida del negocio.

Decisiones difíciles de tomar. El sector es conservador y conoce como nadie el viejo aforismo: a los pioneros se los comen los indios. Aunque los rezagados no pueden pretender seguir viajando en diligencia.

3 comentarios:

  1. Es muy interesante la reflexión que planteas, y daría para un muuuuy largo debate. Pero la transició es inevitable. Como las mareas, o la luna llena: llegará.
    Quiero suponer que el factor diferencial será la convergencia de los dos públicos de los periódicos: los lectores amantes del papel y los "techies" hiperactualizados. De momento, los primeros son una amplia mayoría, los segundos son (somos) una minúscula porción (pero creciendo a ritmo exponencial). Cuando estemos igualados, el sector se pondrá las pilas.
    Pero quizás sea tarde, y sean empresas de otro sector (con tecnologías disruptivas, como el caso de Apple) se hagan con una posición dominante que deje moralmente tocados a los holdings mediáticos actuales.

    ResponderEliminar
  2. Me decían hace unos días que La Voz tiene 800 accesos diarios desde iPad. Les parecen pocos. Yo ya me lanzaría de cabeza.

    ResponderEliminar
  3. Mmmmm de qué se conocerán ustedes :))

    Saludetes a ambos

    ResponderEliminar

Mi Twitter

    follow me on Twitter