martes, 26 de abril de 2011

Comunicación milagrosa

Compré una cámara de fotos por 350€. Si tuve que pagar el 18% de IVA, ¿cuál fue el coste total?

Este es el enunciado de un ejercicio de Matemáticas de primer curso de Secundaria. ¿Cómo respondería usted? Mi intención inicial fue buscar el truco. Porque la única respuesta que se me ocurría era... 350€. Mi hijo me aclaró que no, que se trataba de sumarle el IVA. No había que calcular la base imponible, ni era un juego de palabras sobre el concepto de coste. Sencillamente el profesor se explica mal y los alumnos (al menos algunos) le entienden. Inaudito, pero muy representativo de los milagros de la comunicación.

Ayer recibí una comunicación de mi Universidad sobre el reparto de las clases para el próximo año. También era milagrosa. Hablaba de las reducciones de docencia por distintos conceptos utilizando el famoso crédito europeo (ECTS) como unidad de medida, pero para rellenar el impreso había que utilizar la hora como unidad de medida. ¿Cuántas horas son un crédito?, antes era fácil: un crédito igual a 10 horas. Pero con "Bolonia" un crédito puede ser casi cualquier cosa: 10 horas, 25, 7... depende de la carrera, del curso, del número de alumnos... Pero al parecer todo el mundo entendió que se referían al sistema de antes. Inaudito, pero representativo de lo bien que se expresan profesores de Secundaria y de Universidad. Y de lo bien que entienden.

Son dos ejemplos, aunque estamos rodeados. La terminología de Hacienda, la información de los Bancos (perdón que me parto), sentencias y leyes, argot informático, jerigonza de management, pedantes de cualquier campo (véase el cachondeo del anuncio de una compañía telefónica sobre los inexistentes Kurkovski y Tanagashi) y, por cierto, tarifas telefónicas.

A veces no sabemos de lo que hablamos; otras, sencillamente, no sabemos expresarnos. Muchos aparentan unos conocimientos que no tienen y otros utilizan el lenguaje para engañarnos. Pero en otras ocasiones la comunicación triunfa por encima de todo.

Hace unos días me enteré por un policía muy amable de que en mi ayuntamiento está prohibido pasear al perro en playas y parques. Todo el año. Día y noche. Sencillamente, prohibido. Como llevarlo sin bozal. Si alguien nos hubiera visto desde lejos parecería que me estaba multando. En realidad yo le entendí que él estaba haciendo un paripé obligado y si yo hacía el paripé de marcharme en ese momento podría volver cuando me viniera en gana. Vamos que la prohibición (que casi nadie conoce y obviamente nadie cumple) sólo sirve para decir que está prohibido y poder obligar a un dueño de perro a que se vaya si a alguien lo denuncia.

Me gustaría creer en la inteligencia del redactor de la ordenanza, ley, examen o condiciones bancarias, incluso en su "malvada inteligencia". Y que el milagro de la comunicación puede arreglar en gran medida los desaguisados que esas aviesas plumas provocan.

Lo malo es que no creo.

Así que estaría bien que profesores, catedráticos, abogados, ingenieros, funcionarios, etc, etc dejaran de tocar los melindres y se fijaran en lo que dicen, en cómo lo dicen y en qué comprenden quienes tienen que comprenderles. Conste que asumo lo que me toca.

4 comentarios:

  1. Cuánta razón tienes! Siempre me planteo quién estará detrás de la redacción de los impresos (Hacienda, ANECA, etc...)

    ResponderEliminar
  2. Ya era hora!!!! Que tienes abandonados a los seguidores de tu blog!

    ResponderEliminar
  3. ¡Genial!...efectivamente,"milagrosa" la comunicación.
    Y mira que últimamente, nos preocupamos del tema de las "competencias"(véase lingüística...jeje) y elaboramos estadísticas para todo tipo de informes (PISA, por nombrar uno de renombre...jeje)...En fin.
    Sin duda, tampoco tiro la primera piedra.

    Un placer de nuevo leerte.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Una anécdota: cada vez que a mi casa llega un comunicado de Hacienda, tanto Jorge como yo (los dos con estudios universitarios) tenemos que leerlo varias veces, intercambiar opiniones, contrastar pareceres e incluso entablar debate para entender lo que supuestamente se nos "comunica"...

    Normalmente nos lleva un buen rato... ¿seremos tontos? :)

    ResponderEliminar

Mi Twitter

    follow me on Twitter